Ultima modificación publicada en el Periódico Oficial “El Estado de Jalisco” el 27 de Julio de 2006.

 

 

ACUERDO DEL CIUDADANO GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DE JALISCO

 

GUADALAJARA, JALISCO. JUNIO 22 DE 2006

 

 

LIC. FRANCISCO JAVIER RAMÍREZ ACUÑA, Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Jalisco, en ejercicio de las facultades que me confieren los artículos 15 fracción VII, 36, 46 y 50 fracciones XX, XXI y XXIV de la Constitución Política del Estado de Jalisco; 1º, 2º, 3º, 5º, 12, 19 fracciones I y II, 21, 22 fracciones I, XXII y XXIII, 23 fracciones I y XIII, 30 fracción II y 33 Bis fracciones IV, X y XXII de la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del Estado de Jalisco; 1º, 2º fracción I, y  6º fracciones I, III, IV, VII y XXIV, 15 y 20 de la Ley Estatal del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, con base en las siguientes:

 

CONSIDERACIONES:

 

I.                     Los artículos 4º párrafo cuarto, 25 primer párrafo y 27 tercer párrafo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establecen la importancia de la protección de los recursos naturales y el derecho de los mexicanos y de todos aquellos que se encuentren en el territorio nacional, de gozar de un medio ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar, y por ende, la obligación del Estado para la implementación de mecanismos jurídicos, y administrativos para asegurar que el desarrollo de la nación y el aprovechamiento de sus recursos se realice de forma sustentable.

 

Asimismo el artículo 73 fracción XXIX - G de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, dispone la facultad del Congreso de la Unión para expedir leyes que establezcan las bases de concurrencia del Gobierno Federal, de los gobiernos de los estados y de los municipios, en el ámbito de sus respectivas competencias en materia de protección al ambiente y de preservación y restauración del equilibrio ecológico.

 

II.                    La Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente establece los principios de la concurrencia en materia ambiental, otorgando a los estados, en su artículo 7° fracciones I, II y XI, la facultad para la formulación, conducción y evaluación de la política ambiental estatal así como para la aplicación de los instrumentos de la política ambiental previstos en las leyes locales de la materia; la preservación y restauración del equilibrio ecológico en las materias que no estén expresamente atribuidas a la federación así como la atención de los asuntos que afecten el equilibrio ecológico o el ambiente de dos o más municipios.

 

III.                   La Constitución Política del Estado de Jalisco, en su artículo 15 establece que, los órganos del poder público del Estado proveerán las condiciones para el ejercicio pleno de la libertad de los individuos y grupos que integran la sociedad, por lo que la legislación local protegerá el patrimonio ambiental y cultural de los jaliscienses; y, las autoridades estatales y municipales para la preservación de los derechos a que alude el artículo 4º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, velarán por la utilización sustentable de todos los recursos naturales con el fin de conservar y restaurar el medio ambiente.

 

IV.               La Ley Estatal del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, en su artículo 9º fracciones I, III, IV, V y XVII, reconoce que los ecosistemas son patrimonio común de la sociedad y de su equilibrio dependen la vida y las posibilidades productivas del país, y en específico las de Jalisco; enfatiza la responsabilidad que respecto al equilibrio ecológico, comprenden tanto las condiciones presentes como las que determinarán la calidad de vida de las futuras generaciones. Dicha política ambiental, establece que la prevención de las causas que los generan, es el medio más eficaz para evitar los desequilibrios ecológicos; que las autoridades estatales, municipales y federales, deben asumir la responsabilidad de la protección ambiental bajo un estricto concepto federalista conjuntamente con la sociedad, y que no se deberá anteponer el beneficio particular por sobre el derecho de la sociedad a un ambiente sano y el equilibrio de los ecosistemas en su totalidad, en parte de los mismos o de sus componentes.

 

Asimismo, los artículos 6º y 15 de la Ley invocada en el párrafo precedente, establecen como atribución de la Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable, la elaboración del Ordenamiento Ecológico Regional del Estado, en escalas necesarias para la planeación estatal y municipal del uso sustentable del territorio en las diferentes regiones de la entidad, en coordinación con la federación y los gobiernos municipales, en sus respectivas esferas de competencia, y asegurarse que los ordenamientos ecológicos locales que al efecto expidan los gobiernos municipales, sean congruentes con el ordenamiento ecológico del Estado. Dichos ordenamientos, deben ser considerados en el aprovechamiento de los recursos naturales, la localización de la actividad productiva secundaria y de los asentamientos humanos.

 

El artículo 17 de la citada Ley Estatal del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, establece que la formulación, expedición, ejecución, evaluación y actualización, en su caso, del ordenamiento ecológico regional del Estado, así como de los ordenamientos locales, se realizará de conformidad con las disposiciones reglamentarias que al efecto se expidan y las demás aplicables.

 

La evaluación del impacto ambiental, instrumento de la política ambiental del Estado, tal como lo dispone, de manera general el artículo 26 de la multicitada legislación, es aplicable para la realización de obras o actividades públicas o privadas de competencia estatal, que puedan causar desequilibrios ecológicos, impactos al ambiente o rebasar los límites y condiciones señalados en los reglamentos, las normas oficiales emitidas por la federación y las disposiciones reglamentarias que al efecto expida el Titular del Ejecutivo del Estado.

 

V.                  La Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable, fue creada mediante decreto número 18500, publicado en el Periódico Oficial “El Estado de Jalisco” el 23 de septiembre de 2000, a través del cual se adiciono el artículo 33 bis a la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del Estado de Jalisco a fin de establecer las atribuciones y facultades a cargo de dicha dependencia, confiriéndole la responsabilidad de normar y formular la política ambiental estableciendo los criterios y los programas para el desarrollo sustentable del Estado, fomentando la protección, conservación y restauración de los recursos naturales de la entidad y la prevención y disminución de la contaminación ambiental, de conformidad con la distribución de competencias que establecen las leyes federales y estatales aplicables en la materia.

 

VI.                El 28 de julio de 2001, fue publicado en el Periódico Oficial “El Estado de Jalisco” el Acuerdo mediante el cual se aprueba el Ordenamiento Ecológico Territorial del Estado de Jalisco, en el cual se determinan los criterios de protección, conservación y restauración de los recursos naturales de la Entidad, de prevención y disminución de la contaminación ambiental, y constituye las bases para el establecimiento de políticas, estrategias y programas para el aprovechamiento y uso sustentable de los recursos naturales en el Estado de Jalisco.

 

VII.               En el Plan Estatal de Desarrollo Jalisco 2001-2007; publicado en la Sección IV del Periódico Oficial “El Estado de Jalisco”, el 29 de diciembre de 2001; se definieron tres orientaciones fundamentales para el diseño de políticas públicas: la Intersectorialidad, la territorialidad y la sustentabilidad. El Ejecutivo del Estado, a fin de lograr la consecución de aquellos, planteo en dicho documento cinco compromisos sobre los cuales han de presentarse resultados en el corto, mediano y largo plazo siendo estos los siguientes: promover el Desarrollo Humano de todos los Jaliscienses, generar Oportunidades para Todos, impulsar un Desarrollo Regional Equilibrado y Sustentable, librar un Combate Frontal Contra la Delincuencia y ejercer un Gobierno Cercano y Transparente.

 

Mediante los cinco compromisos de Gobierno de la administración pública estatal 2001-2007, el Poder Ejecutivo del Gobierno del Estado de Jalisco busca responder a las principales demandas de la sociedad, atender a los grandes desafíos del desarrollo del Estado, y organizar los instrumentos de la política publica hacia objetivos integrales que puedan agrupar diversas variables y ámbitos de la realidad.

 

En ese sentido el desarrollo regional equilibrado y sustentable consiste en integrar a las comunidades, acondicionar su territorio y aprovechar de manera equitativa y racional los recursos naturales de tal forma que se mejoren progresivamente las condiciones de bienestar humano y social, se vigorice la autogestión del Estado y de los municipios, y al mismo tiempo, se garantice a las próximas generaciones que pueda encontrar por lo menos las mismas bases para su progreso; su finalidad es el lograr que la sociedad jalisciense interactué con el medio ambiente, desarrolle su productividad y sea capaz de mejorar su calidad de vida y de mantener o acrecentar el capital ecológico regional. Para la consecución de lo anterior, entre los objetivos generales y estrategias formuladas con ese fin, destaca la promoción de una gestión ambiental concertada, concurrente y descentralizada, que proteja y asegure el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales mediante la consolidación de la normatividad, el ordenamiento ecológico y el desarrollo institucional.

 

VIII.             Los instrumentos de la política ambiental, son las principales herramientas técnico-administrativas de la Gestión Pública en materia ambiental, que nos acercarán al Desarrollo Sustentable. El cumplir sus objetivos, significa la seguridad de mantener en equilibrio el potencial productivo de nuestros componentes ambientales, su permanencia en los ecosistemas y por consecuencia elevar la calidad ambiental de nuestra población.

 

La aplicación de dichos instrumentos, como es el ordenamiento ecológico del territorio y la evaluación del impacto ambiental, entre otros, conducen a la realización de obras y actividades, públicas y privadas, bajo un marco de seguridad jurídica y ambiental, para el cumplimiento de los derechos fundamentales consagrados, en la legislación que nos rige.

 

Estos instrumentos, no son excluyentes entre sí, sino que están estructurados para ser aplicados de manera integral, complementando las bases y elementos técnicos que permitan la toma de decisiones bajo un esquema de sustentabilidad y beneficio social.

 

Atendiendo a la dinámica natural de los ecosistemas y a la interacción del hombre con los elementos naturales que los componen, el ordenamiento ecológico territorial resulta un instrumento que por sus características y fines se encuentra sujeto a periódicas revisiones y modificaciones con las cuales se asegure que los criterios, las políticas y demás datos que lo estructuran sean actualizados, de tal manera que exista congruencia entre la realidad del potencial y de la fragilidad del territorio, con los criterios que se establecen para el aprovechamiento de los recursos naturales, con la inducción al desarrollo sustentable y con la demanda social para la protección del ambiente.

 

Resulta necesario, entonces, fortalecer las disposiciones contenidas en el Ordenamiento Ecológico Territorial de Jalisco, relativas a la interpretación de los criterios, políticas y demás elementos que lo conforman, de tal manera, que sea un instrumento eficaz, que dote de certeza y claridad a gobiernos y particulares en su consulta, interpretación y aplicación, ya sea que ésta se realice de manera única, o paralela a diversos instrumentos de la gestión ambiental.

 

Con lo anterior, los gobiernos estatal y municipales, se ven fortalecidos en su gestión ambiental del territorio, apoyados con el claro entendimiento y discernimiento de los criterios que se señalan en cada unidad de gestión ambiental contenidas en el Ordenamiento Ecológico del Territorio, los cuales deben ser observados en el desarrollo estatal y municipal, en cumplimiento al principio de prevención de los daños ambientales en el Estado.

 

En mérito a los razonamientos y fundamentos expuestos con anterioridad tengo a bien expedir el siguiente:

 

ACUERDO:

 

ÚNICO. Se reforma el Ordenamiento Ecológico Territorial de Jalisco aprobado mediante acuerdo publicado en el Tomo CCCXXXIX, Sección IV, Número 3 del Periódico Oficial “El Estado de Jalisco”, con fecha 28 veintiocho de julio de 2001 dos mil uno para; modificar el índice reestructurando el apartado V.- Propuesta recorriendo su actual punto 3.- Criterios del Ordenamiento Ecológico, a un punto 4, y estableciendo un punto 3 denominado Unidades de Gestión Ambiental; reformar el apartado V.- Propuesta, recorriendo su actual punto 3.- Criterios del Ordenamiento Ecológico, a un punto 4, adicionando a este los párrafos segundo, tercero y cuarto, y estableciendo un punto 3 denominado Unidades de Gestión Ambiental, reestructurando en este las previstas actualmente en el Anexo 3; en concordancia con el índice, agregar la denominación Plantas con Status de Conservación Comprometida al Anexo 2; en correlación con el índice, sustituir la denominación del Anexo 3 Listado de Vertebrados, por la de Vertebrados con Status de Conservación Comprometida; desplazar las Unidades de Gestión Ambiental al punto 3.- Unidades de Gestión Ambiental, del apartado V.- PROPUESTA; agrupar las definiciones de uso de suelo en un Anexo 4 denominado Usos de Suelo y su Vinculación Ambiental reformando el párrafo segundo de la definición del uso de suelo Infraestructura, y estructurar los planos cartográficos en un Anexo 5 denominado Cartografía; prevaleciendo así en los terminos siguientes:

 

I.                      Se reforma el índice del Ordenamiento Ecológico Territorial de Jalisco para reestructurar el apartado V.- Propuesta, recorriendo su actual punto 3.- Criterios del Ordenamiento Ecológico, a un punto 4, y estableciendo un punto 3 denominado Unidades de Gestión Ambiental, así como para adicionar los anexos 4. Usos de Suelo y su Vinculación Ambiental y 5. Cartografía.

 

II.                    Se reforma el apartado V.- Propuesta, del Ordenamiento Ecológico Territorial de Jalisco para recorrer su actual punto 3.- Criterios del Ordenamiento Ecológico, a un punto 4, adicionando a este los párrafos segundo, tercero y cuarto, así como para establecer un punto 3 denominado Unidades de Gestión Ambiental, reestructurando en este las previstas actualmente en el Anexo 3.

 

III.                   Se agrega la denominación Plantas con Status de Conservación Comprometida al Anexo 2.

 

IV.                Se sustituye la denominación del Anexo 3 Listado de Vertebrados, por la de Vertebrados con Status de Conservación Comprometida y se desplazan las Unidades de Gestión Ambiental al punto 4.- Criterios del Ordenamiento Ecológico, del apartado V.- PROPUESTA.

 

V.                  Se agrupan las definiciones de uso de suelo en un Anexo 4 denominado Usos de Suelo y su Vinculación Ambiental reformando el párrafo segundo de la definición del uso de suelo Infraestructura, y se estructuran los planos cartográficos en un Anexo 5 denominado Cartografía.

 

 

ÍNDICE

 

I.-       Introducción

 

II.-      Descripción del área

1.       Marco histórico regional

a.       Antecedentes

2.       Marco Jurídico Administrativo

3.       Sistema natural

a.       Cuencas atmosféricas

b.       Relieve

c.       Suelos

d.       Hidrografía

e.       Uso del suelo y Vegetación

f.         Flora

g.       Fauna

h.       Áreas naturales protegidas

4.       Sistema socio-económico

a.       Composición demográfica

b.       Estructura socio-económica

5.       Sistema productivo

a.       Sector primario

b.       Sector secundario

c.       Sector terciario

 

III.-    Diagnostico Ambiental

1.       Diagnostico de las actividades productivas

2.       Riesgos naturales

 

IV.- Prospección

 

V.-   Propuesta

1.       Estrategia (mapa y detalle)

2.       Modelo de Ordenamiento Ecológico

3.       Unidades de Gestión Ambiental

4.       Criterios del Ordenamiento Ecológico

 

Anexos

 

1.              Legislación Federal y Estatal relacionada con el Ordenamiento Ecológico Territorial de Jalisco.

2.              Plantas con status de conservación comprometida

3.              Vertebrados con status de conservación comprometida

4.              Usos de Suelo y su Vinculación Ambiental

5.              Cartografía

 

I.-  INTRODUCCIÓN

 

En Diciembre de 1995, se firma el acuerdo de Coordinación entre SEMARNAP (Secretaria de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca) y Gobierno del Estado de Jalisco, donde convienen conjuntar esfuerzos y recursos con el objeto de llevar a cabo acciones en materia de Ordenamiento Ecológico del Territorio de Jalisco, el cual forma parte del Programa de Desarrollo Institucional Ambiental. En este acuerdo se señala que el Gobierno del Estado se compromete a celebrar un convenio básico de colaboración con la Universidad de Guadalajara con la finalidad de que esta institución académica coadyuve a la realización de estudios e investigaciones en materia del Ordenamiento Ecológico del Territorio.

 

El Ordenamiento Ecológico dentro del marco del desarrollo sustentable deberá entenderse como: “El instrumento de la Política Ambiental cuyo objetivo es inducir y regular el uso del suelo y las actividades productivas, con el fin de lograr la protección del medio ambiente y la preservación y el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales a partir del análisis de las tendencias de deterioro y las potencialidades de aprovechamiento de los mismos” (LGEEPA, 1996), como base de la Política de Desarrollo Regional, donde se integren procesos de planeación participativa, con el fin de lograr la conservación y el aprovechamiento racional de los recursos naturales, minimizando su deterioro a través de la selección de sistemas productivos adecuados; en un marco de equidad y justicia social.

 

Asimismo, y debido a la falta de planeación con una visión integral del desarrollo, se ha generado una gran desigualdad regional caracterizada por una economía central con oportunidades de empleo y servicios a la comunidad, y una economía periférica con notable grado de marginación social. Esta realidad ha sido en parte, producto de la ausencia de la variable ambiental en la planeación del desarrollo, así como por la falta de una visión integral y dinámica de las profundas interacciones que se dan entre la sociedad, la economía, la tecnología y los recursos naturales de una región y que definen la dinámica particular de las comunidades.

 

La planeación del desarrollo requiere de un enfoque metodológico sistémico bajo una perspectiva integral, en la que el territorio sea analizado como un sistema complejo el cual esta conformado por tres grandes sistemas: natural, social y productivo, y cuyas interacciones son el resultado de toda una dinámica interna particular, influenciada por agentes externos de carácter nacional e internacional.

 

Bajo este principio, se abordó el Ordenamiento Ecológico Territorial del Estado de Jalisco (OETJ), a través del cual se busca armonizar el desarrollo social y económico con la integridad y estabilidad de los ecosistemas, bajo un plan socialmente concertado, donde se contemple un modelo de uso del suelo que regule y promueva las actividades productivas con un manejo racional de los recursos mediante un instrumento que permita tener una visión integral de las estructuras y procesos que definen la dinámica territorial, a fin de resolver, prevenir y minimizar conflictos ambientales.

 

Jalisco es la segunda entidad en importancia política y la cuarta mas poblada del país, con aproximadamente cinco millones y medio de habitantes; de los cuales, el 56.3% se encuentran en la zona metropolitana de Guadalajara, y el resto, distribuidos en 9,861 poblaciones, ninguna de ellas superando el 5% de la población de Guadalajara, lo que implica una centralización mayor, inclusive a la que se presenta a escala nacional. Otros datos que nos dan idea de la gran desigualdad regional, es que el 45% de los municipios del Estado, presentan niveles de desarrollo socioeconómico bajo y muy bajo y que el 55.49% de los jaliscienses, actualmente gana menos de dos salarios mínimos.

 

En el aspecto productivo, el Estado ocupa el primer lugar en agricultura de temporal y en producción agropecuaria, lo que representa, en el ámbito nacional, el 25% de la producción de huevo; 20% de maíz y carne porcina; 17% del total de la producción nacional de leche de bovino; y mas del 12% de miel, caña de azúcar, carne de aves y carne de bovino; además de tener una producción notable de garbanzo, cebada forrajera, agave y lima.

 

Jalisco cuenta con una rica oferta ecológica, producto de su ubicación en una zona de transición al coincidir en su territorio tres de las doce placas tectónicas planetarias, dos de los ocho reinos biogeográficos del mundo, cinco provincias fisiográficas de México, lo que se manifiesta claramente en su diversidad climática al presentar 29 tipos de climas; biológica al estar representado por el 36% de las especies de tortuga marina, 35% de las especies de vertebrados terrestres de México, 49% de las aves, 42% de los mamíferos, 18% de reptiles, 15% de anfibios, 80% de los tipos de vegetación, 13% de las aguas continentales de la nación, 50% del agua lacustre del país y geológica al tener el 100% de las rocas formadoras de suelo presentes en el mundo, 100% de los relieves existentes en el mundo y 70% de los tipos de suelos del país.

 

El Estado de Jalisco presenta igualmente, primeros lugares en problemas de degradación de recursos como el suelo, a través de erosión severa y degradación biológica, incendios forestales, sobrepastoreo y plagas forestales, entre otros. La degradación de suelos ha llevado en parte a Jalisco a ser el primer consumidor nacional de fertilizantes químicos, lo que ha originado un problema en la calidad de mantos freáticos por una lixiviación excesiva. Esto lleva a considerar que los recursos naturales, a pesar que son variados y suficientes para mantener la población actual del estado y colaborar a satisfacer las necesidades del país, no son abundantes, por lo que su conservación y aprovechamiento de manera sustentable debe constituir la principal preocupación del estado y delos propios productores.

 

La entidad forma parte de la cuenca Lerma – Santiago, una de las mas contaminadas del país, donde se ubica industria alimenticia, metal-mecánica y petroquímica, grandes metrópolis que no realizan tratamiento de aguas residuales, y amplias extensiones dedicadas al cultivo intensivo y porquerizas.

 

De acuerdo a lo anteriormente expuesto, la región de estudio esta analizada bajo los siguientes niveles de aproximación: intra-regional y extra-territorial, donde se considera como elementos inter – regionales a las estructuras y procesos asociados a la región que se generan en el interior de esta y que, en mayor o menor proporción, han venido caracterizándola. Los elementos extra – territoriales son los agentes externos que han influido, y lo continúan haciendo, en la conformación de la dinámica territorial actual característica de la región. Esto es, los ecosistemas no solo están influenciados por su propia dinámica natural sino por aquellos factores externos de carácter económico que pueden o no modificarlos.

 

En la fase de análisis extra – territorial, se consideran dos de los procesos que han venido modificando el espacio regional: la globalización de los mercados y la descentralización del Estado.

 

A nivel intra - regional se analizaron los tres sistemas que componen a la región: el natural, social y productivo, y el proceso histórico que los ha definido. El sistema natural se estudio bajo la perspectiva de la disponibilidad y deterioro de los recursos naturales renovables y no renovables (aire, agua, suelo, flora y fauna), el umbral del aprovechamiento, la renovabilidad y la capacidad de carga del sistema en un contexto espacio – temporal. En lo que se refiere al sistema social, se contemplan aspectos como las características histórico – demográficas, dinámica de la población, organización social y beneficio social, a fin de contar con las referencias que permitan impulsar políticas de desarrollo encaminadas a definir los índices de la calidad de vida en el marco de la sustentabilidad, ya sea a través de la incorporación de tecnologías limpias o la modificación de las actuales. Para el sistema productivo, se busco hacer una caracterización del sector primario, secundario y terciario, en función de la magnitud de la demanda de recursos naturales, la productividad, la tecnología empleada, y el impacto ambiental de estas actividades.

 

A partir de este análisis y considerando que el Ordenamiento Ecológico Territorial de Jalisco (OETJ) plantea nuevos retos en la búsqueda de proyectos para el desarrollo sustentable, se construyeron los siguientes escenarios:

a)      Escenario tendencial, que identifica la sustentabilidad de acuerdo al modelo actual de desarrollo y sus implicaciones a largo plazo.

b)      Escenario contextual, que identificara y evaluara la sustentabilidad y el efecto de la descentralización del Estado y de las economías de globalización de mercados en la región de estudio.

c)       Escenario estratégico, que identifica las modificaciones deseables al sistema para establecer áreas autogestivas.

 

El proceso de gestión del proyecto se ha implementado desde la etapa de organización según sus propias etapas señaladas en el capitulo de Mecanismos de Concertación y Participación social. Durante este proceso se hace énfasis en la necesidad de coordinar y concertar con los grupos gubernamentales, académicos, empresariales, y sociales propios de cada subregion, de tal manera que a través de la participación y consenso social, se logre integrar la propuesta de ordenamiento al sistema Legislativo Mexicano.

 

La elaboración del Ordenamiento Ecológico Territorial de Jalisco (OETJ), surgió de la necesidad de resolver la problemática, que se presenta al desarrollar la población actividades en los sectores primario, secundario y terciario, sobre los recursos naturales considerados como oferta ecológica en el Estado, situación que llevo a plantear dentro del estudio:

a)      Elaborar una propuesta de Ordenamiento Ecológico del Territorio del Estado de Jalisco, que sirva como instrumento de planeación y regulación del uso del suelo y soporte de las actividades productivas con un esquema de manejo sustentable de los recursos naturales.

b)      Elaborar el marco jurídico y administrativo del Modelo de Ordenamiento Ecológico del Territorio del Estado de Jalisco, que permita su instrumentación en el marco de la legislación mexicana vigente.

c)       Promover la participación de los sectores social, publico y privado como parte fundamental en el proceso de planeación, elaboración e implementación del Ordenamiento Ecológico de Jalisco.

d)      Contar con un instrumento de gestión que oriente la toma de decisiones en los tres niveles de gobierno sobre el uso del territorio, con base en los criterios del desarrollo sustentable, fragilidad, vulnerabilidad y estabilidad.

e)      Proponer programas de desarrollo integral en todas aquellas zonas que presenten potencial turístico, urbano, industrial, agropecuario, forestal y pesquero, que contribuyan el mejoramiento de la calidad de vida de los jaliscienses, en el marco de certidumbre del ordenamiento.

 

Los productos del estudio son un reporte del Ordenamiento Ecológico, anexos técnicos (muestreos de campo, índices e indicadores), y cartografía representada a escala 1: 500 000, la cual incluye mapas temáticos sobre rasgos topográficos e hidrográficos (mapa base), climas, cuencas atmosféricas, litología, estructuras geomorfológicas, edafología, aguas superficiales, aguas subterráneas, uso del suelo y vegetación, corredores de vida silvestre y regionalización económica.

 

Por otra parte, en el Estado de Jalisco, su proceso de gestión publica utiliza un mosaico administrativo consistente en 12 regiones (Norte, Altos Norte, Altos Sur, Centro, Valles, Sureste, Ciénega, Costa Norte, Costa Sur, Sierra de Amula, Sur y Sierra Occidental), de las cuales en el Ordenamiento Ecológico de la Región Costa de Jalisco publicado en el Diario Oficial del Estado de Jalisco el 27 de Febrero de 1999, sé considero a las regiones Costa Norte y Costa Sur, lo que motivo a presentar como publicaciones que como productos resultantes se tienen, el modelo de ordenamiento ecológico territorial del Estado de Jalisco, que aglutina a las 10 regiones no consideradas en el ordenamiento de la costa de Jalisco, así como los modelos de ordenamiento ecológico para cada una de las 10 regiones no incluidas en el ordenamiento de la costa.

 

Por considerar de suma importancia el área que geológicamente se conoce como Complejo Volcánico Colima, y su interrelación con el Eje Neovolcanico o Cinturón Volcánico Mexicano, por separado del documento central del Ordenamiento Ecológico Territorial del Estado de Jalisco, se describe una visión de una ventana previamente seleccionada correspondiente a las Unidades Ambientales del Parque Nacional Nevado de Colima y su Área de Influencia.

 

El estudio de ordenamiento se sometió a un proceso de consulta publica , del 6 de Julio de 1999 al 15 de Febrero del año 2001,en el cual participaron con propuestas y observaciones los sectores académico, consultivo, Gubernamental, Independiente, Privado y Social, del cual como resultado, se realizaron y se incorporan en el presente acuerdo, las modificaciones o adecuaciones a la propuesta de Modelo de Ordenamiento Ecológico para el Estado de Jalisco

 

 

II.-  DESCRIPCIÓN DEL ÁREA

 

El Estado de Jalisco se encuentra en el Occidente de México por lo que puede considerarse como la puerta del Pacífico con respecto a las comunicaciones del centro de la República Mexicana con el Oeste y Noroeste del país y con los países de la Cuenca del Pacífico.

 

Limita al Norte con los estados de Aguascalientes, Zacatecas, Durango y Nayarit; al Sur con los estados de Colima y Michoacán; al Este con San Luis Potosí, Guanajuato y Michoacán y al Oeste con el océano Pacífico.

 

Jalisco se extiende desde los 18º 55’06’’ hasta los 22º46’24’’ de latitud Norte y desde los101º30’54’’ hasta los 105º41’20’’ de longitud Oeste ; es decir que su eje longitudinal tiene una distancia de 428 Km. y su eje transversal de 464 Km. aproximadamente. De acuerdo a su posición geográfica astronómica, el Estado se encuentra inmerso en la zona tropical del hemisferio Norte del planeta, sobre el margen oriental del Océano Pacífico y a una distancia del Golfo de México de 780 Km. y de las influencias del Atlántico.

 

1.-  MARCO REGIONAL

 

Uno de los principales atributos naturales del Estado lo constituye el hecho de ser una zona de translapamiento de tres grandes provincias fisiográficas del territorio mexicano; Jalisco es la zona de contacto entre la Sierra Madre Occidental y el Sistema Neovolcánico o Eje Neovolcánico, entre la Sierra Madre Occidental y la Sierra Madre del Sur y entre esta última y el Sistema Neovolcánico. El relieve se caracteriza por el predominio de las montañas y la ausencia total de extensas llanuras. De allí la gran variedad de aspectos litológicos, geológicos y morfológicos que presenta el territorio jalisciense así como gran variedad de paisajes naturales.

 

Es indudable que Jalisco, cuenta con una rica oferta ecológica, producto de su ubicación en una zona de transición biogeográfica, lo que se manifiesta claramente en su diversidad climática, biológica y geológica; e igualmente como una región de frágil estabilidad.

 

A pesar de lo anterior, la falta de una planeación integral del desarrollo del Estado de Jalisco, en la cual se considere las interacciones que se presentan entre los sistemas natural, social y productivo y la premisa de que el desarrollo y la preservación de los ecosistemas están separadas, han generado una serie de problemas que se ven reflejados en diferentes niveles y cuyo impacto aun no es posible evaluar con certeza.

 

En Jalisco para 1995, había 910 empresas exportadoras; de estas, las más representativas por número de establecimiento son: artesanías, metal mecánica, maquiladoras, alimentos y bebidas, automotrices, textiles, calzado, suelas, y plásticos, y sus manufacturas. En estos ocho giros se concentra más del 40% de las empresas exportadoras, así, las exportaciones jaliscienses representaron en 1995 aproximadamente el 8 % de las exportaciones del país. Estas ventas al extranjero han mostrado un comportamiento favorable en los años recientes, creciendo un 38% entre 1993 y 1994, y un 30% entre 1994 y 1995, exportándose en este último año 3,921.67 millones de dólares. La mayor parte de las exportaciones se envía a América del Norte (63%), a la Unión Europea se envía el 12%, a Asia el 10% y a Latinoamérica el 9%. Los principales sectores exportadores son: Electrónico (50.24%), Maquiladoras (9.39%), Películas y Cámaras (7.76%), Textil y Confección (4.44%), Tequila (2.77%) y Alimentos y Bebidas (2.48%).

 

Entre 1980 y 1990 la tasa de crecimiento anual fue de 1.9%, por debajo de la nacional que fue del 2.1%.

 

En Jalisco, actualmente la superficie comprendida por áreas protegidas decretadas es de 1’488,947 hectáreas, que representan el 18.6% de la superficie total del Estado. Por otra parte, se han presentado propuestas para la protección de otras 18 zonas de interés en el estado. Sin embargo, entre los problemas que obstaculizan la consolidación de las áreas naturales protegidas se mencionan la protección dudosa de algunas de ellas y la falta de definición que permita un manejo operativo.

 

La entidad forma parte de la cuenca Lerma- Santiago, una de las mas contaminadas del país, donde se ubica industria alimenticia, metal-mecánica y petroquímica, grandes metrópolis que no realizan tratamiento de aguas residuales, y amplias extensiones dedicadas al cultivo intensivo y porquerizas.

 

a) Antecedentes

 

En el área de ordenamiento se han desarrollado una serie de estudios relacionados con la planeación territorial y ambiental del Estado y municipal, entre los que se encuentra:

1.              Ecoplan de Jalisco 1982

2.              Ecoplanes de los municipios de Ameca, Arandas, Atotonilco, Ciudad Guzmán, Ixtlahuacan del Río, La Barca, Lagos de Moreno, Ocotlan; Puerto Vallarta, San Juan de los Lagos, Sayula , Tamazula, Tepatitlan y Tuxpan 1982

3.              Proyecto de Ordenamiento Ecológico de la Cuenca del Río Lerma 1985

4.              Decreto de la Reserva de la Biosfera de Manantlan 1987

5.              Proyecto “ Estudio del espacio natural y rural del Municipio de Zapopan, Jalisco” 1987

6.              Se publica el Plan de Manejo Bosque La Primavera de la UdeG 1989

7.              Estudio sobre el Ordenamiento Ecológico del Municipio de Zapopan 1990

8.              Atlas de Riesgo de la Zona metropolitana de Guadalajara 1993

9.              Decreto de la Reserva de la Biosfera Chamela – Cuitzmala 1994

10.         Estudio sobre Ordenamiento Ecológico de la Cuenca de la laguna de Zapotlan 1994

11.         Plan Estatal de Desarrollo de Jalisco 1995-2000; Compromiso entre Sociedad y Gobierno para el Desarrollo Sustentable de Jalisco 1995

12.         Estudio de Ordenamiento Ecológico de la Región Costa de Jalisco 1995

 

 

2.-  MARCO JURÍDICO ADMINISTRATIVO

 

El Ordenamiento Ecológico del Territorio, se basa en los siguientes ordenamientos jurídicos:

 

• La Constitución Política de .los Estados Unidos Mexicanos

• Ley Orgánica de la Administración Publica Federal

• Ley General de Planeación

• Ley General de Salud

• Ley de Aguas Nacionales

• Ley Agraria

• Ley Forestal

• Ley Federal de la Reforma Agraria

• Ley General de Asentamientos Humanos

• Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente

• Ley Estatal del equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente

 

 

La sustentación legal para un proyecto de ordenamiento ecológico tiene dos vertientes básicas: la primera como base legal fundamental para gestionar el estudio y la segunda que permite su instrumentación legal.

 

 

3.- SISTEMA NATURAL

a) Cuencas Atmosféricas

Para el Estado de Jalisco, con relación a las cuencas atmosféricas se señala lo siguiente:

 

1.- Se establecieron 7 (siete) cuencas atmosféricas, en donde la cuenca II se divide en tres subcuencas (IIa, IIb y IIc):

 

·         Cuenca I: Cuenca con los vientos dominantes tipo brisa del mar-tierra (WSW-ENE).

·         Cuenca II: Cuenca atmosférica con los vientos dominantes tipo brisa de montaña, en donde la subcuenca IIa se caracteriza con los vientos tipo brisa de montaña (vientos variables), es decir una circulación turbulenta y como consecuencia formación de nubes de desarrollo vertical y abundantes lluvias; subcuenca IIb se caracteriza con el mismo tipo de viento complicado por el fenómeno de foehn, vientos cálidos, que bajan de la montaña y secan la humedad en esta zona, de tal manera que este valle es relativamente más seco que zonas IIa y IIc, subcuenca IIc esta delimitada a concecuencia de que los vientos dominantes tipo brisa de montaña estan influenciadas por el efecto de brisa del mar, es decir por un flujo dirigido del Suroeste (SW) que transporta húmedas y cálidas masas del aire del mar y de esta manera acondiciona una zona templada y muy húmeda ( la más húmeda de todo el estado de Jalisco).

·         Cuenca III: cuenca atmosférica con los vientos dominantes tipo brisa de valle, en donde su dirección dominante es Oeste - Suroeste (W-SW).

·         Cuenca IV: cuenca atmosférica con la circulación tipo brisa de valle (viento dominante W-SW) complicada en la presencia del “efecto de chimenea”, vientos de muy alta intensidad provenientes del N-NE (sobre todo durante los meses de invierno). Este fuerte viento se origina por los efectos topográficos de dos barrancas: Bolaños y Juchipitas.

·         Cuenca V: cuenca atmosférica con la circulación dominante tipo brisa de montaña-valle.

·         Cuenca VI: cuenca atmosférica con la circulación dominante tipo brisa de montaña-valle.

·         Cuenca VII: cuenca atmosférica con la circulación dominante tipo brisa de valle. Nota: el viento dominante anual en las cuencas V, VI, VII no se pudo determinar por falta de información climatológica de la zona.

 

2.- Es probable que la cuenca IV también se divide en 3 o 4 subcuencas debido a la influencia de profundas barrancas en el Norte del estado, que provocan “el efecto de chimenea”, pero falta de información climatológica sobre los vientos dominantes y su variación mensual y anual no se pudo establecer estos límites.

 

3.- Se construyeron los mapas de cuencas atmosféricas del estado de Jalisco en los formatos SRF, TIF, PDD.

 

Tabla 2. CUENCAS ATMOSFÉRICAS DEL ESTADO DE JALISCO.

Cuenca

Tipo

Viento dominante

I

Brisa del mar-tierra

WSW - ENE

Iia

Brisa de montaña

Variable

Iib

Brisa de montaña con el efecto de Foehn

Variable

Iic

Brisa de montaña - mar

SSW

III

Brisa de valle

W-SW (invierno) y SE (verano)

IV

Brisa de valle con “efecto de chimenea”

W-SW (invierno) y E-SE (verano)

V

Brisa de montaña-valle

se desconoce

VI

Brisa de montaña-valle

se desconoce

VII

Brisa de valle

se desconoce

 

Vocabulario de términos meteorológicos:

 

Brisa del mar es viento de las regiones costeras que sopla durante el día desde una gran superficie de agua hacia la tierra a consecuencia del recalentamiento diurno del suelo.

 

Brisa de tierra es viento de las regiones costeras que sopla por la noche desde los campos hacia una gran superficie de agua a consecuencia del enfriamiento nocturno del suelo.

 

Brisa de montaña es viento catabático que sopla por la noche y a primeras horas después del orto solar, a lo largo de las pendientes, desde los valles hacia las montañas.

 

 

Brisa de valle es viento anabático que sopla por el día a lo largo de las pendientes, desde los valles hacia las montañas.

 

Foehn es viento calentado y desecado por un movimiento descendente, en general hacia abajo de una montaña.

 

 

MAPA DE CUENCAS ATMOSFÉRICAS

 

 

 

b) Relieve

 

Uno de los principales atributos naturales del Estado lo constituye el hecho de ser una zona de translapamiento de tres grandes provincias fisiográficas del territorio mexicano; Jalisco es la zona de contacto entre la Sierra Madre Occidental y el Sistema Neovolcánico o Eje Neovolcánico, entre la Sierra Madre Occidental y la Sierra Madre del Sur y entre esta última y el Sistema Neovolcánico. El relieve se caracteriza por el predominio de las montañas y la ausencia total de extensas llanuras. De allí la gran variedad de aspectos litológicos, geológicos y morfológicos que presenta el territorio jalisciense así como gran variedad de paisajes naturales.

 

Es indudable que Jalisco, cuenta con una rica oferta ecológica, producto de su ubicación en una zona de transición biogeográfica, lo que se manifiesta claramente en su diversidad climática, biológica y geológica; e igualmente como una región de frágil estabilidad.

 

Se presenta la cartografía de 33 estructuras geomorfológicas y en el estudio se describen para el territorio del Estado 19, que conforman su relieve: Montañas graníticas, Planicie pedemontana granítica, Montañas graníticas mixtas, Cuencas sedimentarias, Montañas de plegamiento de rocas sedimentarias marinas, Volcanes y conos cineríticos básicos (basálticos), Serranías volcánicas piroclásticas básicas, Montaña volcánica ácida moderna, Relieves mesetiformes basálticos, Bloques del plateau volcánico, Montaña de bloques basálticos, Montaña mixta de bloques, Planicie pedemontana piroclástica, Montañas riolíticas, volcan riolítico, Llanura aluvia litoral, llanura y serranías de calizas y toba, Montaña dacítica, Macizo antiguo de la meza central.

 

MAPA DE ESTRUCTURAS GEOMORFOLÓGICAS

 

 

 

c) SUELOS

 

Clima, relieve y litología se conjugan para dar lugar a una variedad de suelos cuya distribución se resume en consideración a las formas del relieve o las unidades geomorfológicas. Los litosoles predominan en las vertientes de la montaña, en cambio los regosoles se distribuyen sobre las planicies de piedemonte, principalmente de las montañas graníticas del W. En los llanos y valles del centro del Estado se desarrollan los andosoles y fluvisoles. En el E sobre los llanos de la fosa de Chapala predominan los gleysoles y los suelos hidromorfos Los suelos limo-arcillosos ácidos se distribuyen en la cuenca del río Verde, al NE del Estado. En algunas zonas deprimidas como en los lagos de Sayula, San Marcos, Zacoalcos y Atotonilco aparecen suelos salinos.  En las altiplanicies, mesetas, y sobre algunos niveles pedemontanos y terrazas fluviales aparecen relictos de suelos ferruginosos, tales como los suelos rojos de Arandas.

 

MAPA DE EDAFOLOGÍA

 

 

 

d) HIDROGRAFÍA

 

Administrativamente el Estado de Jalisco esta dividido en 7 Regiones Hidrológicas. Estas regiones se presentan en el cuadro siguiente:

 

Tabla de Cuencas Hidrológicas del Estado de Jalisco.

 

 

 

La distribución del agua no es regular en Jalisco, se tiene que el 51 % del territorio queda comprendido en la zona árida con las regiones: “El Norte, Los Altos y El Centro” y el 49 % restante en la zona semiárida con: “El Sur” y la “Costa”.

 

En relación con la hidrología superficial, el Estado de Jalisco esta comprendido en parte de las 7 Regiones Hidrológicas antes señaladas. De ellas, la más importante es la del Lerma - Chapala - Santiago. A continuación se describen las cuencas que drenan más de 3,000 km2 y los almacenamientos de mayor importancia de las 5 principales Regiones Hidrológicas del Estado.

 

Región Lerma – Chapala – Santiago.

 

Lago de Chapala.  Drena una superficie aproximada de 5,127 km2. Esta cuenca es una de las más importantes del país, su importancia estriba en que permite gran cantidad de usos benéficos como recreación, agricultura, abastecimiento de agua, pesca, deportes acuáticos, etc. El Lago de Chapala es el más grande del país con 1,100 km2 de superficie y una capacidad de 6,354 M’m3.

 

Río Santiago-Guadalajara.  Drena una superficie aproximada de 9,641 km2. La importancia de esta cuenca estriba en que en ella se puede considerar el inicio del recorrido del Río Grande Santiago; además ocupa toda la parte central del estado.

 

Río Verde Grande.  Drena 11,801 km2 del estado y se origina en el Estado de Zacatecas.

 

Río Bolaños.  Esta cuenca está comprendida en tres estados: Aguascalientes, Nayarit y Jalisco de los cuales drena 5,052 km2. La corriente principal de esta cuenca corre por el centro de ella, siendo afluente importante del Río Grande.

 

Río Huaynamota.  Esta cuenca drena 3,513 km2. ubicados en la parte noroeste de Jalisco; el Río Huaynamota, corriente principal de esta cuenca y afluente importante del Río Grande Santiago, tiene una longitud de 280 Km. a lo largo de su cauce principal hasta su confluencia, a 40 Km. al noroeste de Tepic, Nayarit, la porción correspondiente al Estado de Jalisco es conocida como Río Atengo o Chapelangana por el norte y el Río Huichol por el sur hasta el nombre del Río Huaynamota.

 

Almacenamientos.  Por su importancia sobresalen la presa Santa Rosa, con una capacidad de 400 M’m3, que tiene como finalidad principal generar energía eléctrica; El Lago de Cajititlán con capacidad de 44 M’m3; La Presa Atequiza con 36 M’m3, y los vasos naturales del Lago de Zapotlán con 18 M’m3, y el Lago de Chapala con 6,354 M’m3, que irriga aproximadamente 3,000 Ha, y además sirve como control de avenidas; y por último la Laguna Colorada con capacidad de 20 M’m3.

 

 

Región Ameca.

 

Río Ameca – Río Atenguillo.  Esta cuenca drena 3,574 km2. El Río Atenguillo, corriente principal de esta cuenca, es afluente del Río Ameca; tiene una dirección hacia el norte hasta su confluencia con el Río Ameca y su origen se sitúa a 3 Km del poblado de Santa Gertrudis, Jal., con un recorrido aproximado de 110 Km

 

Río Ameca – Ixtapa.  Cubre una superficie de 3,159 km2; la corriente principal (Ameca), que corresponde al último tramo del río, desemboca en el océano Pacífico, a 10 Km aproximadamente aguas abajo de la localidad de Ixtapa, Jal.

 

Almacenamientos:  las obras hidráulicas de mayor importancia en esta región son la presa La Vega con una capacidad de 45 M’m3, presa Soledad de la Luz que irriga una superficie de 40,000 hectáreas.

 

 

Región Costa Jalisco.

 

Río Chacala – Purificación. Esta cuenca tiene como centro el Río Chacala (Cihuatlán), que funciona como límite estatal entre Colima y Jalisco, del cual drena una superficie de 3,925 km2; se ubica al suroeste del estado.

 

Río San Nicolás-Cuitzmala. drena una área de 3,871 km2; se puede considerar que esta cuenca ocupa la parte central de las costas de Jalisco junto con el Río Cuitzmala, que nace en las inmediaciones del Cerro Camalote, localizado a 15 Km, al noroeste del poblado de Purificación; ambos escurrimientos desembocan al Océano Pacífico.

 

Río Tomatlán-Tecuán. Drena una superficie de 3,795 km2, e incluye localidades como El Tecuán y Tomatlán, de las cuales toman nombre sus corrientes principales.

 

Almacenamiento. En esta región hidrológica se localiza la obra de embalses de mayor importancia dentro del Estado de Jalisco, la presa Cajón de Peña, ubicada en el municipio de Tomatlán sobre la corriente del mismo nombre, con una capacidad total de 707 M’m3, para irrigar una superficie de 70,000 hectáreas.

 

 

Región Armería – Coahuayana.

 

Río Coahuayana.  Drena una área de 4,512 km2. La corriente principal de esta cuenca actúa en sus orígenes como límite estatal entre Colima y Jalisco, asimismo aguas abajo sigue siendo límite austral entre Colima y Michoacán.

 

Río Armería.  Drena una superficie de 7,825 km2. dentro de esta cuenca se encuentran localidades como Autlán de Navarro, Tonaya, El Grullo, etc. La corriente principal de esta cuenca es de las más importantes dentro de la Zona Pacífico Centro.

 

Almacenamiento.  En la cuenca de Río Armería se localizan las tres presa de mayor importancia en esta región hidrológica. Las Piedras de 174 M’m3, Tacotán con 149 M’m3, El Nogal con capacidad de 19 M’m3. Estas obras se usan para riego.

 

Región Alto-Balsas.

 

Río Tepaltepec.  Se ubica en la parte sureste del estado y drena una cuenca de 4,043 km2.

 

Almacenamiento.  Únicamente sobresalen la presa Los Olivos con capacidad de 21 M’m3, que irriga un área de 4,000 Has.

 

 

e) USO DEL SUELO Y VEGETACIÓN

 

Tipos de Vegetación.

 

El Estado de Jalisco, posee el 80 % de los tipos de vegetación del pais. Por su ubicación geográfica, Jalisco se sitúa en la transición de dos regiones biogeográficas del planeta, el reino holártico y el neotropical, que lo hacen poseedor de una gran diversidad biológica, encontrándose tipos de vegetación que son característicos de los ecosistemas de bosque templado frío, selvas y vegetación de zonas áridas y semiáridas.

 

De la superficie de 3,478,727.27 ha. (43 %) que corresponde a la vegetación natural del Estado, el 39% esta arbolado, o bien mantiene una cobertura continua natural, aunque 333,850.18 hectáreas (4.2%) son vegetación natural sin cobertura arbórea, esto es pastizales naturales, de montaña, áreas de dunas, tulares, etc.

 

Por su ubicación geográfica, Jalisco se sitúa en la transición de dos regiones biogeográficas del planeta, el reino holártico y el neotropical, que lo hacen poseedor de una gran diversidad biológica, encontrándose tipos de vegetación que son característicos de los ecosistemas de bosque templado frío, selvas y vegetación de zonas áridas y semiáridas.

 

 

Bosques de Clima Templado Frío

 

Se localizan sobre las principales cadenas montañosas, formando asociaciones vegetales compuestas principalmente por árboles de coníferas como "pinos", "oyameles" y latifoliadas como los "encinos" y/o "robles", que se encuentran puros o en diferentes grados de mezcla. Comprende parte de la Sierra Madre del Sur, Sierra Madre Occidental y el Eje Volcánico Transversal. El clima que le caracteriza es el templado frío subhumedo (Cw), con temperaturas medias anuales entre 10 y 20 ºC y precipitaciones anuales que varían de 800 a 1,500 mm distribuidas por lo común en un periodo de 6 a 7 meses, las altitudes fluctúan entre 800 a 2,700 m.s.n.m..

 

Los bosques que se desarrollan en estas condiciones no representan individualmente una alta diversidad, ya que en cada uno de ellos prevalecen relativamente pocas especies, generalmente de pinos y encinos; representados por muchos individuos en cada sitio. Sin embargo, dada la gran heterogeneidad ambiental que existe en estas zonas tan escarpadas, se encuentran un gran número de bosques diferentes, distribuidos en complejos mosaicos que se alternan de manera recurrente en relativamente poca superficie. Ejemplo como los bosques de la sierra de El Tuito en la costa de Jalisco, los de la sierra en Mascota, los de la zona norte del Estado, los de la región sur que comprende a Tapalpa, Mazamitla y el volcán Colima, que contrastan en especie, mezclas, densidades por hectárea, debido a los tipos de suelos, clima y especialmente a la humedad que influyen considerablemente sobre la altura y densidad de los bosques de cada zona, pudiendo ser desde unos cuantos metros de altura y muy abiertos, hasta llegar a tener alturas considerables, mayores de treinta metros y de gran espesura.

 

En conclusión los bosques de clima templado frío, representan el principal recurso de donde se extraen los productos maderables del Estado, ya que aportan cerca del 70% de la producción, la cual se basa en su mayor parte de la explotación de la especie pino. Además esta especie representa el 90% del volumen de la materia prima que se procesa en las industrias de aserrío.

 

Según el inventario forestal periódico del estado publicado en 1994, presenta los siguientes tipos de vegetación:

 

 

Bosque de Pino abierto y cerrado (Superficie 85,966 Hectáreas).

 

Se caracteriza por la presencia del género Pinus spp en un porcentaje mayor del 80%. Se localiza principalmente en las regiones montañosas del estado, en climas donde la temperatura media anual fluctúa entre 12 a 18° C, y en altitudes entre 1,500 y 2,700 metros sobre el nivel del mar.

 

Las especies de Pinus de mayor valor económico por su aprovechamiento con fines maderables en el estado son: Pinus ayacahuite, P. michoacana, P. montezumae, P. oocarpa, P. pseudostrobus, P. duranguensis y P. teocote.

 

El bosque de pino abierto es aquel cuya cobertura de copa oscila entre 10 y 40%. Las coberturas mayores al 40% constituyen el bosque de pino cerrado.

 

 

Bosque de Oyamel cerrado (Superficie 12,196 Hectáreas)

 

Se encuentra formando masas puras y mezcladas con Pinus spp y Quercus spp, a una altitud que fluctúa entre 2,500 y 3,000 msnm, en climas ligeramente húmedos sin estaciones frías y calientes bien diferenciadas, con una temperatura entre 7° y 15° C y precipitación media anual de 1,000 mm.

 

En el estado se han identificado dos especies del género Abies: Abies religiosa y A. oaxacana.

 

El bosque de oyamel abierto es aquel cuya cobertura de copa oscila entre 10 y 40 %. En el bosque de oyamel cerrado es mayor del 40%.

 

 

Bosque de Otras Coníferas Abierto (Superficie 1,148 Hectáreas)

 

Dentro de este grupo vegetativo se incluyen los bosques de los géneros Juniperus spp y Cupressus spp.

 

Bosque de Juniperus spp. Cubre pequeñas áreas en las estribaciones de las principales serranías de la entidad, particularmente las colindantes con Nayarit y Zacatecas, en condiciones ecológicas más secas que donde se encuentran los bosques de pino-encino, fisonómicamente este tipo de vegetación puede variar desde matorrales hasta árboles de 15 metros, aunque la altura media varía entre 2 y 6 metros.

 

En el estado se encuentra Juniperus jaliscana.

 

Bosque de Cupressus spp. Se localiza en pequeños manchones, en algunas áreas dentro de las regiones típicas de bosque de oyamel y pino-encino. Se encuentran normalmente en cañadas y suelos profundos con climas húmedos y frescos.

 

La especie identificada es Cupressus lindleyi.

 

 

Bosque de Pino – Encino abierto y cerrado (Superficie 926,428 Hectáreas)

 

Comprende las comunidades mezcladas de los géneros Pinus y Quercus en proporción diversa, siendo difícil separar un componente de otro debido a la heterogeneidad con que se presenta. Se distribuye en las principales montañas y sierras del estado como son: la sierra del Tigre, San Sebastián, Manantlán y el Volcán entre otras, en áreas cuyas altitudes están desde 1,000 hasta 4,000 metros, aún cuando en partes cercanas al litoral se encuentra a 600 msnm, con una temperatura media anual que varía entre 10 y 26° C y una precipitación media anual entre 600 y 1,200 mm.

 

Las combinaciones de las especies, tanto de pino como de encino, varían de acuerdo al suelo y altitud de la región. Las especies más importantes de este tipo de bosque son: Pinus douglasiana, P. lawsoni, P. lumholtzii, P. michoacana, P. montezumae, P. oocarpa y P. teocote, en el caso de los encinos son: Quercus affinis, Q. castanea, Q. candicans, Q. dumosa, Q. mexicana, Q. rugosa, Q. crassifolia.

 

El bosque de pino-encino abierto es aquel cuya cobertura de copa oscila entre 10 y 40%. En bosque de pino-encino cerrado la cobertura es mayor a 40%.

 

 

Bosque Fragmentado (Superficie 403,623 Hectáreas)

 

Bosques de clima templado que se encuentran afectados por actividades agropecuarias al grado de quedar solo manchones de la vegetación original, distribuidos homogéneamente sobre el terreno, a partir de los cuales se puede dar una recuperación de la vegetación clímax.

 

 

Bosque de Encino abierto y cerrado (Superficie 510,924 Hectáreas)

 

Esta asociación vegetal junto con los pinares constituyen la mayor cubierta vegetal de las áreas de clima templado frío y semihúmedo. Su distribución corresponde en general a las mismas áreas que ocupan los bosques de Pino y Pino-Encino, solo que en altitudes menores.

 

Las principales especies son: Quercus magnoliifolia, Q. castanea, Q. Candicans, Q. mexicana, Q. resinosa, Q. rugosa, Q. crassifolia y Q. laeta, Q. laurina.

 

 

Bosque Mesófilo de Montaña cerrado y abierto (Superficie 60,446 Hectáreas)

 

Este tipo de vegetación incluye comunidades vegetales clasificadas como “bosque caducifolio” y “selva nublada” en áreas de transición.

 

Se localiza en las laderas de montaña en donde se forman neblinas durante casi todo el año en regiones de relieve accidentado, en sitios protegidos del viento y la insolación. La altitud en que se desarrolla con más frecuencia es de los 400 a 1,000 msnm.

 

Las principales especies son: Alchornea spp., Celtis spp., Clusia spp., Ostrya spp., Osmanthus spp., Podocarpus spp.

 

El bosque mesófilo de montaña abierto es aquel cuya cobertura de su copa oscila entre el 10 y el 40%. El bosque mesófilo de montaña cerrado es mayor al 40%.

 

En conclusión los bosques de clima templado frío, representan el principal recurso de donde se extraen los productos maderables del Estado, ya que aportan cerca del 70% de la producción, la cual se basa en su mayor parte de la explotación de la especie pino. Además esta especie representa el 90% del volumen de la materia prima que se procesa en las industrias de aserrío.

 

 

Selvas.

 

Se presentan como comunidades vegetales arbóreas densas y de composición compleja, consideradas como un tipo de vegetación exuberante de climas cálido (tropical). Se localizan en las partes bajas y de medianas elevaciones, en la región denominada “Costa de Jalisco”. Se extiende ininterrumpidamente en la planicie costera, delimitándose al este con el parteaguas de las sierras de “El Tuito” y “Cacoma” que forman parte de la sierra Madre del Sur y al oeste con en Océano Pacífico. El clima que lo caracteriza es el cálido subhumedo; con precipitaciones entre 600 y 1,500 mm y temperaturas por lo común superiores a los 20 ºC en promedio anual; presenta una época considerable de sequía que va de los 5 a los 9 meses. Todo esto hace que la vegetación este constituida principalmente por selvas de gran diversidad pero de poca o mediana altura, cuyos arboles en mas del 50% pierdan sus hojas durante la época de secas. El 80% de la vegetación de la Costa de Jalisco lo conforma las selvas bajas caducifolias distribuida en las partes bajas de la planicie costera caracterizada por arbolada de bajo porte, ubicadas en las áreas con menor precipitación; las selvas medianas subcaducifolia se localizan en terrenos con mayor pendiente en las áreas relativamente más húmedas, también se distribuyen en las orillas de los arroyos y ríos formando un bosque de galería, con arboles de mayor tamaño que conservan su follaje por mayor tiempo.

 

Los Aprovechamientos forestales maderables en las selvas bajas son limitados ya que los arboles alcanzan poca altura y sus troncos son de menores dimensiones, además de ser pocas las especies que presentan características maderables. En los lugares donde la precipitación relativamente es mayor y existe mayor humedad se localizan las selvas medianas subcaducifolias existen varias especies que llegan a tener posibilidades maderables, además la elevada diversidad biológica de estos bosques tropicales presentan un problema para su aprovechamiento industrial especializado, al contener una gran cantidad de especies representadas por pocos individuos por sitio. No obstante en las partes más húmedas existen arbolado que puede ser aprovechado con cierta importancia; tales como; “parota” (Enterelobium ciclocarpum), “rosa morada” (Tabebuia rosae), “primavera” (Roseodendron donnell-smithii), “habillo” (Hura poliandra), “cedro rojo” (Cedrela odorata), “cobano” (Swietenia humilis), “papelillo” (Bursera sp), “capomo” (Brosimun alicastrum), “árbol María” (Calophylum brasilense), y el “barcino” (Cordia elegnoides) como los principales. Muchos otros arboles son utilizados de manera local (doméstica) para la construcción de viviendas, elaboración de artesanías para aperos de labranza, encontrando un gran número de especies de buena calidad.

 

También cuenta con valiosos recursos no maderables importantes para la zona como la “hoja de palma real” (Sabal mexicana) que se utiliza para la construcción de palapas, elemento importante en la arquitectura de los centros turísticos de la región como Pto. , Vallarta; la “goma de chilte” (Nidosculum elasticum), para la elaboración de artesanías en el municipio de Talpa de Allende, conocido como “chicle de Talpa”. Asimismo se encuentra una gran cantidad de especies comestibles, de uso local que se recolectan, también resalta la enorme cantidad de leguminosas y otras especies forrajeares que son importante recurso para la alimentación de ganado, como el “capomo” o “ramón” (Brosimum alicastrum), y otras especies de uso múltiple.

 

Selva Mediana (Superficie 110,684 Hectáreas)

 

Las selvas medianas, se presentan como comunidades vegetales arbóreas densas y de composición compleja, consideradas como un tipo de vegetación exuberante de climas tropicales. El estrato llega a medir más de 20 m.. Se pueden encontrar individuos de más de 25 m de alto. Los otros dos o tres estratos arbóreos ocupan los espacios correspondientes a alturas de 5 a 20 m. Por lo común no todos los componentes son estrictamente perennifolios, pues algunos pierden sus hojas durante una corta temporada en la parte seca del año, que a menudo coincide con la época de la floración de los árboles. A pesar de ello y debido sobre todo a la falta de coincidencia del período de caída de las hojas entre las diferentes especies, el bosque nunca pierde totalmente su verdor.

 

Tienen como componentes principales a: Bursera grandifolia, Calophylum brasilense, Brosimum alicastrum, Leucaena glauca, Hymenaea coubaril, Spondias mombin, Sapindus saponaria y Cordia alliodora.

 

Selva Baja (Superficie 739,453 Hectáreas)

 

Se caracterizan porque sus componentes arbóreos varían en alturas de 4 a 15 metros, más frecuentemente entre 8 y 12 m. Casi todas sus especies pierden sus hojas por períodos largos durante el año. Se incluyen en esta clase las selvas bajas perennifolias, subperennifolias, subcaducifolias, caducifolias y selvas bajas espinosas.

 

Sus principales especies son: Bursera simaruba, B. spp. , Caesalpinia coraria, Croton alamosanus, Ruprechtia fusca, Ziziphus amole, Acacia cymbispina, Achatocarpus gracilis.

 

Manglar (Superficie 3,773 Hectáreas)

 

Comunidades vegetales densas frecuentemente arbustivas o bien arborescentes de 3 a 5 m de altura generalmente, pudiendo alcanzar hasta 25 m. Habitan en orillas bajas y fangosas de las costas, son característicos de esteros y de desembocaduras de ríos. Sus componentes son Rhizophora mangle (mangle rojo), Avicennia germinans (mangle negro), Laguncularia racemosa (mangle blanco) y Conocarpus erectus (mangle botoncillo).

 

Selva de Galería (Superficie 2,700 Hectáreas)

 

Este tipo de vegetación se desarrolla en las márgenes de ríos y arroyos debido a la mayor humedad existente en áreas de clima tropical. Se presenta como vegetación arbórea diferente a la circundante y puede estar compuesta de especies arbóreas como Ficus spp. y Salix spp.

 

Selva Fragmentada (Superficie 171,333 Hectáreas)

 

Vegetación arbórea de clima cálido-húmedo o subhúmedo, representada por selvas parcialmente desmontadas. Permanecen acahuales conformados por comunidades vegetales secundarias, donde la dinámica de población se encuentra en vías de recuperación hacia el tipo de vegetación clímax.

 

Su distribución se ubica en todas las áreas con vegetación de clima tropical húmedo y seco.

 

 

VEGETACIÓN DE ZONAS ÁRIDAS Y SEMIÁRIDAS.

 

Se definen por la cantidad de precipitación pluvial anual, por él numero de meses secos, por los índices de evapotranspiración potencial de las plantas o aun más por la distribución geográfica de la flora y de la vegetación. Los niveles de sequía y aridez presentes, permiten considerar como semiáridos con precipitaciones entre los 400 y 700 mm anuales y de 6 a 8 meses secos; son climas secos (Bs). Comprenden el 6.44% del Estado donde los índices de humedad son intermedios en comparación con las zonas desérticas existentes en Sonora y Baja California. Sé caracterizada por tener arboles bajos o arbustos espinosos de 2 a 5 mt. de altura, con especies suculentas que forman parte de estas asociaciones vegetales.

 

Este tipo de ecosistema presenta una reducida actividad forestal. Sin embargo son importantes las especies presentes, tienen un uso doméstico local con fines forrajeros, medicinales, alimenticios, y energéticos. Por su importancia forestal maderable destaca el “mezquite” (Prosopis spp) que también es utilizado como forraje.

 

Mezquital y Huizachal (Superficie 2,575 Hectáreas)

 

Las comunidades vegetales que se agrupan en esta clasificación, se caracterizan por ser árboles bajos espinosos de 2 a 5 m de altura predominando los géneros Prosopis spp y Acacia spp, se desarrollan en climas más secos que las selvas bajas caducifolias y más húmedos que los matorrales xerófilos.

 

Los mezquitales (Prosopis spp) constituían la vegetación característica de terrenos con suelo profundo de muchas partes de la República, en altitudes entre 1,000 y 2,000 m. Actualmente parte de su área de distribución está ocupada por agricultura. Es común que esta especie se encuentre mezclada con Acacia spp., Pithecellobium spp., Cercidium spp.

 

Matorral Subtropical (Superficie 499,151 Hectáreas)

 

Comunidad vegetal formada por arbustos o árboles bajos inermes o espinosos, que se desarrolla en una amplia zona de transición ecológica entre la Selva Baja Caducifolia y los Bosques Templados (de Pino o Pino-Encino) y el matorral de zonas áridas y semiáridas. La mayor parte de las plantas que la constituyen pierden su follaje durante un período prolongado del año. Su distribución se ubica principalmente en noroccidente y centro del país, particularmente en los estados de Sonora, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Hidalgo y Querétaro.

 

Algunas de las especies más frecuentes en este tipo de matorrales son: Ipomonea spp., Bursera spp., Eysenhardtia polystachya, Acacia pennatula, Forestiera spp., Erythrina spp.

 

Matorral Xerófilo (Superficie 14,026 Hectáreas)

 

La cubierta vegetal de los climas áridos y semi áridos no es muy extensa toda vez que solo representa aproximadamente el 0.2% del estado. Las especies encontradas son Agave spp., Hechtioa spp., Opuntia spp., Lemaireocereus spp., Así como pastos de los géneros Soporobolus, Arístida y Bouteloua.

 

Este mosaico de ecosistemas y zonas ecológicas tan variadas y diversas en Jalisco, ocurre que con frecuencia las mezclas entre los tipos de vegetación en las zonas de transición, llegan a ser muy variadas, que se pueden encontrar elementos característicos mezclados entre sí, que en ocasiones causan asombro la "sobreposición", que hacen pensar que cualquier combinación es posible en nuestro territorio.

 

En general las actividades forestales se desarrollan principalmente en los bosques y selvas, aprovechando productos maderables y no maderables, convirtiendo a Jalisco como un importantes productor de materias primas, en donde el 60% de la superficie total, es de vocación forestal

 

 

SUPERFICIE POR ECOSISTEMA Y TIPOS DE VEGETACIÓN

 

La evaluación de los recursos forestales del estado no se ha realizado de manera sistemática por lo que son escasos los estudios sobre las superficies y su distribución de la vegetación y los diversos usos del suelo.

 

El primer inventario forestal para Jalisco se elaboró en el año de 1970 por la Secretaría de Agricultura y Ganadería a través de la Subsecretaria Forestal y de la Fauna, que presenta las primeras cifras de la evaluación de los recursos forestales, como: volúmenes, incrementos, distribución entre otros.

 

En el año de 1994 se publico lo que pudiera denominarse el segundo inventario forestal denominado Inventario Forestal Periódico, realizado por la Secretaria de Agricultura y Recursos Hidráulicos, a través de la Subsecretaria Forestal y de la Fauna.

 

Es importante señalar que los criterios utilizados en el primer inventario no es posible hacer comparaciones con los realizados en el segundo, que nos pudieran generar algunos indicadores de cómo ha evolucionado la superficie y usos de las áreas forestales, para lo cual son necesario trabajos específicos que nos permitan conocer con mayor detalle y precisión las modificaciones, cambios de usos y las principales causas que han provocado la disminución de los recursos forestales, sí se considera que la dinámica del cambio de usos del suelo en la entidad es intensa, especialmente en regiones con fuertes presiones a los bosques y selvas como es en la región costa.

 

Tomando como base los principales resultados del inventario forestal periódico de 1994, se presentan algunos indicadores forestales:

 

PRINCIPALES RESULTADOS DEL INVENTARIO

 

SUPERFICIES POR ECOSISTEMA Y TIPO DE VEGETACIÓN

 

ECOSISTEMA

FORMACIÓN

TIPO DE VEGETACIÓN

CLAVE

SUP(Ha.)

% *

BOSQUES

CONÍFERAS

Bosque de pino abierto

1

17,800

 

Bosque de pino cerrado

2

68,166

 

Bosque de oyamel abierto

3

NP

 

Bosque de oyamel cerrado

4

12,196

 

Bosque de otras coníferas abierto

5

1,148

 

Bosque de otras coníferas cerrado

6

NP

 

CONÍFERAS

Y

LATIFOLIADAS

Bosque de pino y encino abierto

7

438,722

 

Bosque de pino y encino cerrado

8

487,706

 

Bosque fragmentado

9

403,623

 

LATIFOLIADAS

Bosque de encino abierto

10

332,431

 

Bosque de encino cerrado

11

178,493

 

Bosque de galería

12

NP

 

PLANTACIONES FORESTALES

13

1,633

 

TOTAL 1,941,918

24.23

SELVAS

SELVAS ALTAS Y MEDIANAS

Selva alta y mediana

14

110,684

 

SELVAS BAJAS

Selva baja

15

739,453

 

OTRAS

 

ASOCIACIONES

Bosque mesófilo de montaña cerrado

16

54,638

 

Bosque mesófilo de montaña abierto

17

5,808

 

Manglar

18

3,773

 

Selva de galería

19

2,700

 

Palmar

20

NP

 

Selva fragmentada

21

171,333

 

Sabana

22

NP

 

TOTAL 1,088,389

13.58

VEGETACIÓN DE ZONAS ÁRIDAS

ARBUSTOS

Mezquitales y huizachales

23

2,575

 

Chaparrales

24

NP

 

MATORRALES

Matorral subtropical

25

499,151

 

Matorral submontaño

26

NP

 

Matorral espinoso

27

NP

 

Matorral xerófilo

28

14,026

 

TOTAL 515,752

6.44

VEGETACIÓN HIDRÓFILA Y HALÓFILA

Vegetación hidrófila

29

2,059

 

Vegetación halófila

30

5,409

 

TOTAL 7,468

0.09

 

ÁREAS PERTURBADAS

31

1,285,093

16.04

TOTAL FORESTAL 4,838,620

60.38

 

* Proporción referida a las 8,013,700 has. del Estado

NP.- No presente

 

 

Plantaciones Forestales (Superficie 1,633 Hectáreas)

 

Son todas las áreas que actualmente están artificialmente reforestadas con especies arbóreas en terrenos que en la mayoría de los casos se encontraban con escasa vegetación. En las cartas de tipos de vegetación y uso del suelo de INEGI escala 1.250,000, aparecían en usos agropecuarios y en las imágenes de satélite se aprecian como vegetación de bosques.

 

Vegetación Hidrófila (Superficie 2,059 Hectáreas)

 

Se constituyen por comunidades vegetales que viven en lugares pantanosos e anegadizas de aguas dulces o salobres poco profundas. Incluye los tipos de vegetación popal y tular.

 

Las especies más frecuentes que forman estos tipos de vegetación son, en Popales: Thalia geniculata, Calathea spp., Heliconia spp., y en Tulares: Typha spp., Scirpus spp., Chadium jamaicense, Phragmites communis, Arundo donax y Cyperus spp.

 

Vegetación Halófila (Superficie 5,409 Hectáreas)

 

La constituyen comunidades vegetales arbustivas o herbáceas que se desarrollan sobre suelos con alto contenido de sales, en las partes bajas de cuencas cerradas de las zonas áridas y semiáridas, así como cerca de las lagunas costeras en áreas de marismas.

 

Son comunes las asociaciones de Atriplex spp., Suaeda spp., Destichlis spp., Salsola spp., Opuntia spp., Frankenia spp., Batis maritima., Abronia maritima y Limonium californicum.

 

Áreas Forestales Perturbadas (Superficie 1,285,093 Hectáreas)

 

Áreas que han sido deforestadas con fines diversos tales como agricultura, ganadería, infraestructura y centros de población. Mientras que en los bosques y selvas fragmentados persisten entremezclados manchones de vegetación arbórea que no es posible separar en las imágenes de satélite, en las áreas perturbadas sólo se encuentra relictos de vegetación natural.

 

En resumen la superficies por ecosistema es la siguiente:

 

ECOSISTEMA

SUPERFICIE

(ha)

PORCENTAJE

(%)

bOSQUES

1´941,918

24.23

SELVAS

1´088,389

13.58

VEG. ZONAS ARIDAS

 515,752

 6.44

OTRAS

 7,468

 0.09

AREAS PERTURBADAS

1´285,093

16.04

TOTAL FORESTAL

4´838,620

60.38

TOTAL DEL ESTADO

8´013,700

100.00

 

 

MAPA DE USO DEL SUELO Y VEGETACIÓN

 

 

 

 

f) FLORA

 

Para la integración de la información florística del estado de Jalisco se consultaron los herbarios IBUG, GUADA, ZEA, de Jalisco, los herbarios Mexicanos MEXU, ENCB y CHAPA en México D.F.; IEB de Pátzcuaro, Michoacán; y CIES en Chiapas, también los herbarios de los Estados Unidos de Norteamérica MICH, MO y WIS en la Universidad de Wisconsin; lo cual ha permitido la captura de 54,822 registros. Estas se han complementado con datos de monografías, floras y artículos taxonómicos.

 

Para ordenamiento de la flora vascular, ficoflora y micobiota de Jalisco se realizaron 18 exploraciones botánicas, las cuales se enfocaron en colectas de Gimnospermas (pinos, oyameles, cedros), Macroalgas, Cactaceae, Anacardiaceae, Burseraceae, Bignoniaceae, Sapindaceae, Leguminosae, Magnoliidae y Hamamelidae, en las regiones de la costa, noreste y norte del estado. Lo que representa alrededor de 1000 registros.

 

Se integro una base de datos relacional sobre la flora, ficoflora y micobiota de Jalisco (Vitex, desarrollada en Access 97) entre los que se incluyen Gymnospermas, Magnoliidae, Hamamelidae, Poaceae, Macroalgas, Ascomycotina, Cactaceae, Sapindales, Geraniales, Apiales, Asteriade y Orchidaceae. Con el análisis de estos datos y el uso del programa ARC-VIEW se generaron mapas y gráficas de diversidad y rareza de la flora vascular, endemismos y especies en peligro de extinción a nivel local, estatal y regional.

 

Se han identificado zonas de poca o nula exploración botánica, grupos taxonómicos que requieren revisión, y algunas áreas prioritarias para la conservación. Se han registrado hasta ahora 4 878 especies de plantas vasculares para Jalisco. Los municipios en los que se presentan mas especies raras son Autlán de Navarro, La Huerta, Cuautitlán de García Barragán, Casimiro Castillo y Zapopan, esto es, los municipios de la región de la Sierra de Manantlán y del centro del estado. Hay que hacer notar que, estos datos pueden ser debidos a una mayor exploración botánica. Las zonas de mayor riqueza de especies en el estado coinciden con la distribución de las especies raras.

 

 

g) FAUNA

 

En lo que respecta a fauna, específicamente insectos, se han detectado 75 especies relevantes de escarabajos, 54 de ellas endémicas de México, 12 endémicas de México pero distribuidas exclusivamente en Jalisco, 15 raras y 3 introducidas. En hymenopteros se detectaron 111 especies relevantes: 49 endémicas de México, 6 endémicas de Jalisco, 5 raras, 10 polinizadores potenciales, 62 especialistas en ciertos grupos de plantas. En el grupo de las mariposas, existen 15 especies relevantes, de las cuales 12 tienen categoría de endémicas 6 para México y 6 de la región occidente, las otras 3 son consideradas ya sea raras y/o en riesgo, o como fenómeno natural amenazado.

 

Con relación a aves, se encontró que no existen especies endémicas para Jalisco; sin embargo se registraron 44 especies endémicas de México en la entidad. En cuanto a estatus, 8 especies están catalogadas en peligro de extinción, 26 amenazadas, 17 raras, y 10 sujetas a protección especial. Por otra parte, 2 de las consideradas en peligro de extinción, 7 de las amenazadas, 1 de las raras y 1 de las sujetas a protección especial son endémicas de México. Respecto a condición se tiene un total de 326 especies residentes, 119 migratorias y 37 tienen poblaciones tanto residentes como migratorias. En cuanto al aprovechamiento cinegético, las especies más aprovechadas son la paloma de alas blancas, la huilota, la codorniz escamosa y común, el pato golondrino, la cerceta de alas azules, la de listas verde, la cerceta café, el pato triguero, el pato pichichi y la pijia.

 

El 20% de las especies de mamíferos registradas son endémicas a México. Las especies en riesgo de desaparecer según la NOM-059-ECO-1994, de 167, 19 se encuentran con algún grado de amenaza destacando por su número los quirópteros (7) y los roedores (5). Del orden Carnívora, 4 de las 6 especies registradas en la entidad se encuentran en esta lista. 7 de las especies están consideradas como raras, 9 amenazadas y 3 en peligro. De las especies en peligro de extinción se encuentran el jaguar (Phantera onca), ocelote (Leopardus pardalis) y tigrillo (L. wiedii). Otro felino, el yaguarundi (Herpailurus jaguarundi) está considerado como amenazado.

 

Al realizar un análisis de las especies endémicas de peces para el estado de Jalisco y México, se han distinguido 19 endémicas para Jalisco y 57 especies para México; 2 de ellas (Ameca splends y Lampetra spadicea) están bajo la categoría de especies en peligro según la norma oficial, en tanto que otras 7 están bajo la categoría de amenazadas.

 

Las especies relevantes de reptiles y anfibios son la víbora de cascabel (amenazada), el escorpión (amenazado) y el cocodrilo de río (rara). Otras especies bajo fuerte presión son el camaleón (rara), y la cascabel manchada (protección especial). Existen otras cuyas poblaciones se están viendo afectadas por el cambio de uso del suelo, como las serpientes de los pastizales y lomeríos del norte, en los que debido al pastoreo, las especies nativas están siendo eliminadas y desplazadas por especies que soportan la presencia del hombre.

 

 

h) ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS

 

En Jalisco, actualmente la superficie comprendida por áreas protegidas decretadas es de 1’488,947 hectáreas, que representan el 18.6% de la superficie total del estado. Por otra parte, se han presentado propuestas para la protección de otras 18 zonas de interés en el estado. Sin embargo, entre los problemas que obstaculizan la consolidación de las áreas naturales protegidas se mencionan la protección dudosa de algunas de ellas y la falta de definición que permita un manejo operativo.

 

 

4.  SISTEMA SOCIO – ECONÓMICO

 

a) COMPOSICIÓN DEMOGRÁFICA

 

Jalisco es la segunda entidad en importancia política y la cuarta mas poblada del país, con aproximadamente cinco millones y medio de habitantes; de los cuales, el 56.3% se encuentran en la zona metropolitana de Guadalajara, y el resto, distribuidos en 9,861 poblaciones, ninguna de ellas superando el 5% de la población de Guadalajara, lo que implica una centralización mayor, inclusive a la que se presenta a escala nacional. Otros datos que nos dan idea de la gran desigualdad regional, es del 45% de los municipios del Estado, presentan niveles de desarrollo socioeconómico bajo y muy bajo y que el 55.49% de los jaliscienses, actualmente gana menos de dos salarios mínimos.

 

Jalisco es la cuarta entidad más poblada del país, en 1995 la población del estado ascendía a 5 991 176 personas 51% mujeres y 49% hombres. Entre 1980 y 1990 la tasa de crecimiento anual fue de 1.9%, por debajo de la nacional que fue de 2.1%. la edad media de la población es de 19 años. Uno de cada tres habitantes tiene menos de 15 años y solo uno de cada 20 tiene 65 o más.

 

Los principales problemas del Estado se relacionan con la distribución desigual de la población que se manifiestan en los dos fenómenos opuestos: la concentración y la dispersión. En la zona metropolitana de Guadalajara se concentra el 54% de la población total, el 70% de la industria y el 60% del comercio, siendo la segunda aglomeración humana en México. Esto evidencia síntomas de degradación social y ambiental, y restringe el desarrollo de otras regiones del estado. Con relación a la extrema dispersión de la población rural, 1.2 millones de jaliscienses viven en localidades menores de 5,000 habitantes, lo que obstaculiza la dotación de servicios básicos y propicia el aislamiento y falta de comunicación.

 

 

b) ESTRUCTURA SOCIO – ECONÓMICA

 

El agua potable, el alcantarillado y el saneamiento básico, son los satisfactores más demandados por la población en las ciudades. A los problemas de insuficiencia en la cobertura de estos servicios se suma la falta de una cultura que incentive el ahorro del agua. Entre las metas que se han fijado en el Programa Hidráulico 1995-2000 está alcanzar niveles de cobertura en los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento del agua, para lo cual ha identificado como ámbitos de acción a las localidades rurales con menos de 2500 habitantes, a las localidades urbanas con más de 2500 habitantes, y a las comunidades localizadas en cuencas hidrológicas prioritarias.

 

Respecto a los residuos sólidos, en la mayoría de las ciudades la capacidad de recolección y disposición adecuada de los residuos sólidos es limitada. Por lo tanto, resulta prioritario abatir la insuficiencia y la obsolescencia de los equipos de recolección y transporte de residuos, y mejorar los recursos para el mantenimiento de unidades y equipos.

 

Por otro lado, se tiene conciencia de que la infraestructura existente para el manejo de residuos peligrosos es muy limitada e insuficiente.

 

A nivel Estatal, se reconoce que la insuficiencia en la red de comunicaciones terrestres, ha contribuido a acrecentar las desigualdades regionales, contrastando los grandes centros urbanos del centro del Estado con las zonas del Norte y del Sur, en las que además el mantenimiento de la infraestructura existente es nulo.

 

En cuanto al sector energético, se prevén acciones para mejorar la protección al ambiente, a través de la prevención, control y mitigación de los impactos asociados a la construcción y operación de las instalaciones. Así mismo, se contempla la mejora de la infraestructura necesaria, y la construcción y rehabilitación de instalaciones para tratamiento de efluentes y de desechos sólidos, líquidos y gaseosos, así como para el tratamiento de descargas residuales.

 

Los planes en el sector eléctrico tienen contemplado reforzar la prevención y mitigación del impacto ambiental de las instalaciones eléctricas, incorporando las acciones de protección ambiental en las etapas de planeación y selección de sitios, enfatizando la evaluación de los costos y beneficios de alternativas de ubicación de estas instalaciones.

 

Con respecto al Programa Hidroagrícola, éste plantea: inducir patrones de utilización del agua más eficientes en riego; la ejecución de obras de irrigación y drenaje para incorporar nuevas superficies de riego; rehabilitar y modernizar la infraestructura para el riego; promover el uso eficiente de ésta en las regiones en donde se encuentre subutilizada; y la realización de proyectos de control de ríos para la protección de áreas productivas entre las que se incluyen obras de defensa contra inundaciones.

 

En lo referente a la infraestructura para la salud, el Programa de Reforma del Sector Salud reconoce la deficiencia en la cobertura de los servicios de salud, especialmente en las poblaciones rurales.

 

Jalisco cuenta con 8’ 013, 700 Has, de las cuales 1’ 721,153 son tierras agrícolas, es decir, el 21 % presenta vocación para las prácticas agrícolas productivas, de este total el 83 % (1’428,557 Has) se explotan bajo condiciones de temporal y el 17 % (292,596 Has) bajo condiciones de riego, así mismo se considera que de 1’721,153 Has, el 20 %, es decir unas 344,230 Has, representan la frontera agrícola y requieren de infraestructura complementaria para incorporarlas a la producción.

 

En términos generales, el 50 % de la superficie agrícola no presenta restricciones para explotaciones agrícolas en cuanto al recurso suelo, en tanto que el 20 % presenta ciertas limitantes y el 30 % restante solo es apto aplicando ciertas técnicas para su explotación.

 

La producción forestal maderable en el estado a decrecido, reportando los volúmenes más bajos de los últimos años. La especie pino representa alrededor del 85% de la producción siendo la de mayor demanda, dada también la significativa importancia que esta especie tiene dentro de la extensión las masas arboladas del estado. Después sigue el encino con un porcentaje aproximado del 10% de la producción, con un limitado uso para el aserrio, destinándose en su mayoría para la elaboración de carbón, leña y otros usos domésticos.

 

La producción pesquera del Estado ha aumentado, por ejemplo en 1989 se pescaron más de 25,000 toneladas que representa al rededor de un 9 % de aumento con respecto a la colecta de 1988 y de un 65 % con respecto a la de 1983.

 

Jalisco es una de las regiones más industrializadas del país. Participa con alrededor del 7 por ciento del PIB nacional, lo que la convierte en el tercer lugar en importancia nacional en este rubro. Junto con su principal ciudad, Guadalajara, pues concentra 56 por ciento de las unidades económicas de la región y genera el 65 por ciento del empleo.

 

El mercado interno disminuyo su importancia y las actividades económicas se reorientan al mercado internacional. Indicadores de ello son el acelerado desarrollo de las maquiladoras de exportación, las empresas exportadoras y la dinámica de la IED (inversión extranjera directa). Para 1995 encontramos cerca de 1000 empresas exportadoras localizadas en Jalisco. Muchas de estas pertenecen principalmente a las ramas electrónica, vestido, calzado y cuero, y partes automotrices.

 

La actividad de servicios gana lugares en el desarrollo económico del estado. En el periodo 1985-1993 el sector servicios jalisciense participa con el 6 por ciento de la producción bruta y el 7 por ciento de los establecimientos de servicios en el ámbito nacional. Dentro de esta actividad las ramas más destacadas son: restaurantes y hoteles, servicios profesionales, técnicos, especializados y personales, servicios de apoyo a la agricultura, ganadería, construcción, transporte, financieros y comercios.

 

La actividad de servicios, al igual que la manufacturas, se concentra en la región centro conurbada del estado, la cual, tiene el 62.2 por ciento de los establecimientos y el 71.6 por ciento de la producción bruta.

 

Los principales impactos regionales de la apertura económica mexicana sobre la dinámica industrial de Jalisco se han manifestado principalmente en el surgimiento de un nuevo tipo de desarrollo industrial que está conformando una nueva base económica y especialización de las actividades económicas jaliscienses.

 

 

5.-  SISTEMA PRODUCTIVO

 

a) SECTOR PRIMARIO

 

Jalisco cuenta con 8’ 013, 700 Has, de las cuales 1’ 721,153 son tierras agrícolas, es decir, el 21 % presenta vocación para las prácticas agrícolas productivas, de este total el 83 % (1’428,557 Has) se explotan bajo condiciones de temporal y el 17 % (292,596 Has) bajo condiciones de riego, así mismo se considera que de 1’721,153 Has, el 20 %, es decir unas 344,230 Has, representan la frontera agrícola y requieren de infraestructura complementaria para incorporarlas a la producción.

 

En términos generales, el 50 % de la superficie agrícola no presenta restricciones para explotaciones agrícolas en cuanto al recurso suelo, en tanto que el 20 % presenta ciertas limitantes y el 30 % restante solo es apto aplicando ciertas técnicas para su explotación.

 

La superficie forestal de 4´838,620 ha., lo ubican en el 12º sitio en relación total nacional; además están presentes el 80% de los tipos de vegetación del país. Encontrándose vegetación de los tres grandes ecosistemas forestales (bosques, selvas y zonas áridas y semiáridas).

 

Destacan por su importancia maderable los bosques en el que predominan las especies de los géneros Pinus spp y Quercus spp., que ocupan alrededor del 24%; las selvas representan cerca del 14% y la vegetación de zonas áridas el 6.44%.

 

La producción forestal maderable en el estado a decrecido, reportando los volúmenes más bajos de los últimos años. La especie pino representa alrededor del 85% de la producción siendo la de mayor demanda, dada también la significativa importancia que esta especie tiene dentro de la extensión las masas arboladas del estado. Después sigue el encino con un porcentaje aproximado del 10% de la producción, con un limitado uso para el aserrio, destinándose en su mayoría para la elaboración de carbón, leña y otros usos domésticos.

 

La producción pesquera del estado ha aumentado, por ejemplo en 1989 se pescaron más de 25,000 toneladas que representa al rededor de un 9 % de aumento con respecto a la colecta de 1988 y de un 65 % con respecto a la de 1983.

 

La mayor parte de la pesca estatal registrada proviene de aguas continentales y se obtiene a partir de técnicas rústicas. En este caso los pescadores, en función de sus propias habilidades y recursos, construyen sus propias artes de pesca y en la mayoría de los casos, sus propias embarcaciones, las cuales son pequeñas. De hecho solo el 10 % de las embarcaciones del estado son mayores.

 

En relación con la forma en que funciona la actividad pesquera, se puede mencionar la vinculación existente entre los sectores productivos que la conforman, encontrándose a los cooperativistas y pescadores libres, dedicados básicamente a las actividades primarias de captura, principalmente en la pesca, y en ésta la captura de escama es la pesquería más representativa, la cual se caracteriza por un mercado subdesarrollado, principalmente un nivel tecnológico muy bajo y anacrónico. Un 93% de los casos de este universo utiliza embarcaciones menores.

 

 

b) SECTOR SECUNDARIO

 

Jalisco es una de las regiones más industrializadas del país. Participa con alrededor del 7 por ciento del PIB nacional, lo que la convierte en el tercer lugar en importancia nacional en este rubro. Junto con su principal ciudad, Guadalajara, pues concentra 56 por ciento de las unidades económicas de la región y genera el 65 por ciento del empleo.

 

El mercado interno disminuyo su importancia y las actividades económicas se reorientan al mercado internacional. Indicadores de ello son el acelerado desarrollo de las maquiladoras de exportación, las empresas exportadoras y la dinámica de la IED (inversión extranjera directa). Para 1995 encontramos cerca de 1000 empresas exportadoras localizadas en Jalisco. Muchas de estas pertenecen principalmente a las ramas electrónica, vestido, calzado y cuero, y partes automotrices.

 

La industria manufacturera, se concentra en la región centro conurbada del Estado, la cual, tiene el 71.6% de la producción bruta.

 

Los principales impactos regionales de la apertura económica mexicana sobre la dinámica industrial de Jalisco se han manifestado principalmente en el surgimiento de un nuevo tipo de desarrollo industrial que está conformando una nueva base económica y especialización de las actividades económicas jaliscienses.

 

Los minerales no metálicos y rocas industriales tienen una gran relevancia en la entidad, ya que en ella existen 2 fábricas de cemento, alrededor de 10 caleras y plantas para la calcinación de yeso. De esta forma, las calizas del área de Tecolotlán y las calizas, arcillas y yeso de Huescalapa y Tamazula han sido intensamente explotadas.

 

Dentro del contexto minero nacional, el Estado de Jalisco ha destacado por su producción de plata, plomo, zinc, oro y cobre; más recientemente en la explotación de estaño, manganeso y fierro. Entre los minerales no metálicos son importantes la diatomita, caliza, arcilla, caolín, barita, halita, yeso, mármol, cantera, ópalo, obsidiana, perlita, pumicita, cuarzo, etc.

 

Los distritos mineros metálicos más importantes en la entidad son:

 

POBLADO

 

MINERAL

Bolaños:

 

plata, plomo, zinc

San Martín de Bolaños:

 

plata

Pihuamo:

 

fierro

Cihuatlán-La Huerta-Purificación:

 

fierro

Cuale – El Rubio – Amaltea – Aranjuez:

 

oro, plata, plomo, cobre y zinc

El Grullo – El Limón – Chiquilistán:

 

oro, plata, cobre y barita

Tapalpa – Atemajac

 

oro, plata y cobre y barita

Navidad – San Sebastián - Los Reyes:

 

oro, plata, plomo y zinc

Barqueño – Peña de Oro – Guachinango:

 

oro, plata

Etzatlán – Ameca:

 

oro, plata, plomo, zinc, cobre

Hostotipaquillo – Monte de Favor – Cinco Minas – Santo Domingo – San Pedro Analco:

 

plata, plomo y zinc

Autlán de Navarro:

 

manganeso

Unión de Tula – Ayutla:

 

cobre

Manuel M. Diéguez – Tecalitlán:

 

oro

Comanja de Corona:

 

plata y plomo

Encarnación de Díaz-Villa Hidalgo:

 

estaño

 

 

La posición que ocupa la producción minero-metalúrgica del Estado de Jalisco a nivel nacional, por producto es como sigue: tiene el primer lugar nacional en producción de diatomita; el segundo en talco; el tercero en arena, caolín, feldespato, grava y mármol; el cuarto en fierro, bentonita, calcita y caliza; el treceavo en plomo; el quinceavo en zinc; y el dieciseisavo en oro, plata y cobre.

 

Las principales plantas de beneficio de minerales metálicos activos en Jalisco son: Minera El Pilón en San Martín de Bolaños que beneficia plata, Las Encinas en Pihuamo beneficiando fierro, La Mexicana en Tapalpa en la que benefician oro y plata, y Minera Ahotitlán en Ayutla que beneficia oro.

 

c) SECTOR TERCIARIO

 

La actividad de servicios gana lugares en el desarrollo económico del Estado. En el periodo 1985-1993 el sector servicios jalisciense participa con el 6 por ciento de la producción bruta y el 7 por ciento de los establecimientos de servicios en el ámbito nacional. Dentro de esta actividad las ramas más destacadas son: restaurantes y hoteles, servicios profesionales, técnicos, especializados y personales, servicios de apoyo a la agricultura, ganadería, construcción, transporte, financieros y comercios.

 

La actividad de servicios, se concentra en la región centro conurbada del Estado, la cual, tiene el 62.2 por ciento de los establecimientos.

 

III.  DIAGNÓSTICO AMBIENTAL

 

1.  DIAGNÓSTICO DE LAS ACTIVIDADES PRODUCTIVAS

 

La actividad agropecuaria presenta un rezago tecnológico y dependencia exterior, especialmente en tecnología genética. Existe una limitada regulación ambiental que no controla la creciente utilización de pesticidas. Contaminación de suelo, agua y cultivos por la aplicación de agroquímicos y el uso de aguas residuales municipales e industriales sin tratamiento en áreas de riego.

 

La actividad pecuaria presenta problemas que requieren atención prioritaria en los aspectos de rezago tecnológico, dependencia exterior en tecnología genética, y una limitada regulación ambiental. Igualmente, se reconoce que la actividad pecuaria, concretamente la ganadería extensiva, es una de las principales causas de degradación del suelo y de la pérdida de cobertura forestal.

 

La degradación del recurso forestal a causa de los agentes de perturbación como los incendios, las plagas y enfermedades, el cambio de uso del suelo o conversión de tierras con fines agropecuarios, el sobre pastoreo, los aprovechamientos no planeados o ilegales, representa un problema que se refleja en la existencia de alrededor 1.4 millones de hectáreas en condiciones de degradación, que representan el 16% de la superficie forestal total. En el ámbito nacional la entidad se coloca en el 6º lugar en superficie degradada.

 

En cuanto a terrenos de aptitud forestal dedicados a otros usos o en proceso de degradación por incendios, plagas y otros factores, incluyendo a los terrenos con riesgos de erosión evidente se reporta una superficie de 1.5 millones de hectáreas, las cuales requieren de algún tipo de trabajo de restauración.

 

Es urgente incrementar la producción de la pesca basándose en tecnologías adecuadas que permitan su integración y diversificación, con un enfoque que considere otros recursos complementarios, como el agua, el suelo y los bosques, y una participación activa y corresponsable de los pescadores que derive en el mejoramiento de su calidad de vida.

 

Sin embargo, un aspecto que requiere atención por que limita un mejor desarrollo de la actividad pesquera en el estado, es la dependencia del pescador para comercializar sus productos, ya que este no puede cubrir todo el proceso de captura, preparación, transporte y comercialización debido principalmente la falta de financiamiento y capacitación en el proceso completo.

 

Se reconoce que los principales problemas que aquejan a los acuacultores particulares son la falta de crías de calidad y cantidad suficientes, la calidad de agua, la baja rentabilidad, los altos costos de agua y energía eléctrica los problemas en la comercialización y, en el caso del sector social, la falta de organización. Igualmente, se reconoce que el desarrollo de esta actividad ejerce una presión considerable al medio ambiente, por lo que es importante considerar los estudios previos de impacto ambiental para la realización de proyectos en acuacultura.

 

La industria emite aproximadamente el 25% de la contaminación atmosférica. Para 1997 el total de emisiones se calculan en 1 millón 389 mil toneladas por año de las cuales alrededor de 1 millón, son emisiones de la industria, servicios y transporte. En 1993 la industria jalisciense generaba cerca de 190 mil toneladas al año de residuos sólidos, de los cuales aproximadamente 19 mil toneladas eran clasificadas como peligrosos. La carencia de un sistema de recolección tratamiento y disposición de desechos sólidos provoca la contaminación de mantos friáticos y la erosión del suelo; la proliferación de infecciones, ya que se pueden generar gases tóxicos, lixiviados y malos olores, lo cual puede ocasionar impactos y daños importantes a la salud de la población. Las actividades que presentan mayor potencial contaminante al suelo son: industria del cuero y pieles, fabricación de productos y sustancias químicas, industria farmacéutica, industria básica de metales no ferrosos, fundición y moldeo de piezas metálicas y, estaciones de gasolina.

 

El aprovechamiento minero metálico y no metálico en el estado genera importantes impactos al medio ambiente. La minería metálica es una importante contaminadora debido a que el beneficio de los minerales provoca problemas como la producción de sulfatos y residuos ácidos o de metales pesados y la ocupación de superficies con lodos de deposición, materiales prácticamente inertes que requieren, para su restauración, de un proceso gradual y que, por otro lado, puede contaminar con elementos tóxicos las fuentes de agua. En cuanto a la minería no metálica, los impactos negativos son los relacionados con el echo que se realiza a cielo abierto por lo que genera: contaminación por polvos y ruido, disminución de la calidad de paisaje, modificación a la geomorfología, generación de residuos, pérdida de la capa orgánica, modificación de la topografía natural, caminos de penetración, pérdida de cubierta vegetal y modificación del hábitat.

 

Riesgos industriales por almacenamiento de combustibles. Inducción de procesos de urbanización y modificación de los usos del suelo.

 

Contaminación del suelo y agua por manejo inadecuado de residuos sólidos municipales (tiraderos y basureros no controlados). Contaminación de cuerpos de agua por vertimiento de residuos líquidos y sólidos sin tratamiento. Carencia de áreas verdes y deterioro de la imagen urbana, afectando la calidad de vida de la población. Contaminación ambiental en el aire por emisión de contaminantes vehiculares y emisión de ruido.

 

Expansión de la mancha urbana en áreas boscosas y dedicadas a actividades primarias. Desaparición de cuerpos de agua naturales para convertirlos en drenajes o depósitos de basura. Asentamientos irregulares en zonas de protección ecológica, áreas de amortiguamiento, derechos de vía con riesgo (ductos o líneas eléctricas), zonas rurales productivas, áreas verdes, etc., que causen contaminación, destrucción de ecosistemas, deterioro del paisaje y desorden urbano.

 

Se reconoce al turismo como una actividad que impacta al medio ambiente, por lo que se sugiere que, en lo concerniente a la relación entre el comercio de servicios y el medio ambiente, con inclusión de la cuestión del desarrollo sostenible, se realicen estudios de casos por sectores, con el fin de determinar la repercusión de la liberalización del comercio de servicios sobre el medio ambiente.

 

Alteración de flujos de agua por construcción de terraplenes de carreteras y vías férreas. Deforestación y erosión causada por la abertura de caminos y explotación de bancos de materiales. Inducción de asentamientos humanos en áreas protegidas ecológicamente o inadecuadas para uso urbano. Deterioro del paisaje en zonas turísticas por una inadecuada planeación de áreas de servicios carreteros.

 

Contaminación del aire y de ruido por una mala ubicación de carreteras, aeropuertos y terminales de ferrocarril y autobuses. Alteración del hábitat de especies de flora y fauna silvestre y acuáticas.

 

 

2.  RIESGOS NATURALES

 

De acuerdo a los estudios realizados Jalisco, sobre todo la porción central y sur del Estado, ocupa un territorio con una gran actividad vulcano – tectónica. Esto es debido a que su accidentada geografía refleja una joven actividad geológica. Así mismo, esta región se encuentra formando parte del llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, que es la región de mayor actividad sísmica y volcánica del mundo, lo que ha originado que gran parte de la población y por ende de su infraestructura económica se vea amenazada por este tipo de fenómenos naturales. Sin embargo, existe la posibilidad de que la población que habita en el Estado de Jalisco se encuentre afectada por otro tipo de fenómenos, como lo son : inundaciones deslizamientos de masa, deterioro de mantos freáticos (contaminación y abatimiento), entre otros.

 

Lo anterior hace presuponer que en todo el Estado de Jalisco, existen posibilidades de que se presenten nuevamente tanto amenazas naturales como antrópicas, que se pueden agravar, principalmente por el crecimiento anárquico y desarrollo inadecuado de actividades dentro de las zonas urbanas y en sus periferias.

 

 

IV.  PROSPECCIÓN

 

            Con base en la información contenida en el diagnostico ambiental , se realizo una prospección en el corto, mediano y largo plazo ( 1995-2000-2025), estimando las tendencias en base a la utilización de indicadores para cada uno de los conceptos siguientes; Demografía 11 indicadores, Vivienda 6 indicadores, Economía 6 indicadores ( se considero también en este punto la tendencia en un escenario mas pesimista), Agropecuario 9 indicadores ( se considero también en este punto la tendencia de un escenario mas pesimista) , Educación 9 indicadores, Entorno Social 2 indicadores , Transporte 7 indicadores, y Entorno político 4 indicadores.

 

 

A continuación se describe el concepto y las tendencias de acuerdo a los indicadores respectivos;

 

DEMOGRAFÍA

 

AÑO

NOTAS

INDICADOR

 

1995

2000

2025

POBLACION TOTAL

Miles de hab. (entre parentesis % de

tasa crecimiento media anual de poblac.)

ESC. 1

ESC. 2

ESC. 3

5991 (2.47)

5991 (2.47)

5991 (2.47)

6455 (1.5)

6588 (1.91)

6687 (2.22)

8530 (0.8)

9290 (1.05)

9933 (1.28)

 

DENSIDAD DE POBLACIÓN

(habs/km2)

ESC. 1

ESC. 2

ESC. 3

74

74

74

80

81

83

106

114

122

ESPERANZA DE VIDA AL NACER

EN AÑOS

ESC. 1

ESC. 2

71.7

71.7

72.2

75.2

73.7

82.7

TASA DE NATALIDAD POR c/1000 habs.

ESC. 1

*32.6

33.1

20.0

TASA DE MORTALIDAD POR c/1000 habs.

ESC. 1

*5.7

3.8

1.6

TASA DE MORTALIDAD INFANTIL (0/00)

 

*24.1

18.2

7.0

TASA GLOBAL DE FECUNDIDAD

 

3.2

2.75

1.12

POBLACION URBANA Y RURAL (%)

 

69.6/30.4

73.1/26.9

88.1/11.9

POBLACION URBANA Y RURAL (%)

(en miles de habitantes)

ESC. a

ESC. b

ESC. c

4171/1820

4171/1820

4171/1820

4719/1736

4816/1772

4888/1799

7319/1211

7971/1319

8523/1410

CENTROS URBANOS (miles de hab.)

 

 

 

 

Guadalajara

ESC. 1

ESC. 2

*2987

*2987

3427

3863

3831

4894

Puerto Vallarta

ESC. 1

ESC. 2

*94

*94

167

163

683

537

Ciudad Guzmán

ESC. 1

ESC. 2

*73

*73

85

90

103

122

Lagos de Moreno

ESC. 1

ESC. 2

*64

*64

85

75

168

98

POBLACION POR REGION (%)

 

 

 

 

Centro Ameca

 

4.68%

4.30%

2.40%

Centro Cienega

 

5.51%

4.75%

3.55%

Centro Guadalajara

 

63.79%

66.65%

76.05%

Costa

 

6.15%

6.30%

6.90%

Los Altos

 

10.84%

10.00%

6.30%

Norte

 

1.24%

1.10%

0.50%

Sur

 

7.79%

6.90%

4.30%

* Dato de 1990

 

 

VIVIENDA

 

AÑO

NOTAS

INDICADOR

 

1995

2000

2025

NUMERO DE VIVIENDAS (en miles)

ESC. 1

ESC. 2

1240.1

1240.1

1367.9

1349.6

2628.4

2449.2

 

NUMERO DE HABITANTES POR VIVIENDA

 

4.83

4.58

3.49

VIVIENDAS POR NUMERO DE CUARTOS

(en porcentaje)

1 y 2 Cuartos

*19.98

10.5

1.4

3 y 4 Cuartos

*50.35

54.7

37.3

5 y 6 Cuartos

*21.83

28.5

51.3

7 ó más Ctos.

*6.18

6.3

10

VIVIENDAS CON DRENAJE (%)

 

89.98

91.39

98.66

VIVIENDAS CON AGUA ENTUBADA (%)

 

91.56

92.9

98.57

VIVIENDAS CON ENERGÍA ELÉCTRICA (%)

 

96.41

97.38

99.8

 

 

ECONOMÍA

 

AÑO

NOTAS

INDICADOR

 

1995

2000

2025

PRODUCTO INTERNO ESTATAL

(millones de 1990)

(Entre parentesis PIB per capita en miles de 1990)

 

* Dato 1993

ESC. 1

*44018 (7.7)

45143

(6.8)

143829 (14.5)

 

ESC. 2

*44018 (7.7)

45143

(6.8)

123236 (12.4)

ESC. 3

(5% anual)

48530

(8.1)

61939

(9.6)

209746 (24.6)

ESC. 4

(7% anual)

50397

(8.3)

70684

(11.0)

383635 (45.0)

PIB POR SECTORES (%)

ESC. a El proceso Industial Continúa

ESC. B El proceso de industrialización llegó a su fin

(el más probable)

* Dato 1993

PRIMARIO

*8.7

6.9

2.95

SECUNDARIO

*26.98

33.2

40.15

TERCIARIO

*64.31

59.9

56.9

PRIMARIO

*8.7

6.9

2.95

SECUNDARIO

*26.98

30.85

27.55

TERCIARIO

*64.31

62.25

69.5

FUERZA DE TRABAJO (Pob entre 15 y 64 años)

%

59.7%

60.6%

69.4%

COMO % DEL TOTAL DE LA POBLACION Y EN

MILES HAB.

3575.9

4052

6897

HAB.

 

 

 

 

POBLACION ECONOMICAMENTE ACTIVA % Y

 

68.40%

68.50%

73.70%

EN MILES DE HABITANTES

ESC. 1

2446

2557

3875

 

ESC. 2

2446

2647

4726

P.E.A. POR SECTOR (%)

 

 

 

 

ESC. a

PRIMARIO

15.93

13

3.55

SECUNDARIO

29.06

37

50

TERCIARIO

55.01

50

46.45

ESC. B

PRIMARIO

15.93

13

3.55

SECUNDARIO

29.06

27.1

16.25

 

TERCIARIO

55.01

59.9

80.2

 

 

AGROPECUARIO

 

AÑO

NOTAS

INDICADOR

 

1995

2000

2025

SUPERFICIE TOTAL COSECHADA

EN JALISCO (miles has)

 

* Dato de 1994

ESC. 1

ESC. 2

*974.7

*974.7

892

776.9

580.2

399.9

(ESC. 2 el más probable)

SUPERFICIE COSECHADA

DE RIEGO JAL. (miles has)

 

197.6

177.2

133.4

 

RENDIMIENTO AGRÍCOLA MEDIO

TOTAL (tons/has)

ESC. 1

ESC. 2

8.51

8.51

11.14

10.39

20.79

15.64

VOLUMEN TOTAL DE LA

PRODUCCIÓN AGRÍCOLA

DE JALISCO (miles tons)

ESC. 1

ESC. 2

8121.4

8121.4

9936.7

9267.7

12062.2

9074.2

SUPERFICIE COSECHADA EN JALISCO

* POR GRUPOSDE CULTIVOS

(%)

 

 

* Dato 1994

MAIZ

*73.4

73.8

79.5

GRANOS p/c HUMANO

*5.01

5.85

10.7

LEGUMINOSAS

*2.83

1.9

0.2

CULTIVOS INDUS.

*5.66

6.4

5.3

OLEAGINOSAS

*0.57

0.55

0.3

FORRAJES

*9.45

10.1

3.35

OTROS CULTIVOS

*3.11

1.4

0.65

SUPERFICIE COSECHADA

EN MILES HAS

 

 

ESC. 1

MAIZ

715.09

658.28

461.25

GRANOS p/c HUMANO

48.84

52.18

62.08

LEGUMINOSAS

27.61

16.95

1.16

CULTIVOS INDUS.

55.15

57.09

30.75

OLEAGINOSAS

5.59

4.91

1.74

FORRAJES

92.14

90.09

19.44

OTROS CULTIVOS

30.3

12.49

3.77

ESCENARIO MAS PESIMISTA

 

 

ESC. 2

MAIZ

715.09

573.35

317.92

GRANOS p/c HUMANO

48.84

45.45

42.79

LEGUMINOSAS

27.61

14.76

0.8

CULTIVOS INDUS.

55.15

49.72

21.19

OLEAGINOSAS

5.59

4.27

1.2

FORRAJES

92.14

78.47

13.4

OTROS CULTIVOS

30.3

10.88

2.6

 

 

AGROPECUARIO

 

AÑO

NOTAS

INDICADOR

 

1995

2000

2025

VOLUMEN DE LA PRODUCCIÓN*

 

*Dato de 1994

 

EN %

MAIZ

*26.17

26.9

25.4

 

GRANOS p/c HUMANO

*2.5

4.3

10.9

LEGUMINOSAS

*0.39

0.45

0.15

CULTIVOS INDUS.

*52.58

47.8

41.25

OLEAGINOSAS

*0.09

0.05

0

FORRAJES

*12.28

14.2

13.2

OTROS CULTIVOS

*5.99

6.3

9.1

EN MILES TONS

 

 

 

ESC. 1

MAIZ

*2125.3

2436.4

2375.2

GRANOS p/c HUMANO

*202.9

389.5

1019.3

LEGUMINOSAS

*31.3

40.8

14

CULTIVOS INDUS.

*4270.1

4329.4

3857.3

OLEAGINOSAS

*7.5

4.5

0

FORRAJES

*997.7

1286.2

1234.3

OTROS CULTIVOS

*486.6

570.6

850.9

ESC. 2

MAIZ

*2125.3

2773.1

3126.1

GRANOS p/c HUMANO

*202.9

443.3

1341.5

LEGUMINOSAS

*31.3

46.4

18.5

CULTIVOS INDUS.

*4270.1

4927.6

5076.9

OLEAGINOSAS

*7.5

5.2

0

FORRAJES

*997.7

1463.8

1624.6

OTROS CULTIVOS

*486.6

649.5

1120

RENDIMIENTO POR GRUPO

DE CULTIVO (TONS/HAS)

 

ESC. 1

MAIZ

*3.03

3.64

4.37

Si se proyectan estos rendimientos,

los volúmenes totales resultan

menores.

GRANOS p/c HUMANO

*4.24

4.71

5.41

LEGUMINOSAS

*1.16

1.47

2.21

 

 

ESC. 2

MAIZ

*3.03

4.1

6.27

GRANOS p/c HUMANO

*4.24

5.45

7.75

CABEZAS DE GANADO (MILES)

POBLACIÓN GANADERA EN

MILES Y EN (%)

 

 

*Dato 1990

 

*4699.61

6529.91

8221.99

 

BOVINO

*2703 (57.5)

2795 (42.8)

2902 (35.3)

OVINO

*53.9 (1.15)

117.5 (1.8)

82.2 (1.0)

CAPRINO

*250.1 (5.32)

352.6 (5.4)

312.4 (3.8)

PORCINO

*1692.7 (36.0)

3265 (50.0)

4925 (62.4)

 

 

AGROPECUARIO

 

AÑO

NOTAS

INDICADOR

 

1995

2000

2025

PRODUCCIÓN DE CARNES ROJAS (MILES TONS)

 

394

364

489

 

VOLUMEN DE PRODUCCIÓN DE CARNE ROJA

POR TIPO DE GANADO:

EN %

BOVINO

53.5

56.8

81.6

 

PORCINO

45.7

42.6

18

 

OVINO

0.22

0.15

0.1

 

CAPRINO

0.62

0.5

0.3

 

EN MILES TONS

BOVINO

211

207

399

 

PORCINO

180

155

88

 

OVINO

0.87

0.55

0.49

 

CAPRINO

2.44

1.82

1.47

 

PRODUCCIÓN TOTAL DE CARNE

DE AVE JALISCO (MILES TONS)

ESC. 1

163

185

496

 

ESC. 2

163

176

349

 

PRODUCCIÓN TOTAL DE LECHE

EN JALISCO (MILLONES DE LTS)

ESC. 1

1460

1639

2321

 

ESC. 2

1460

1749

2891

 

ESC. 3

1460

1511

1852

 

PRODUCCIÓN TOTAL DE HUEVO EN JALISCO

(MILES DE TONS)

ESC. 1

302

472

728

 

 

 

EDUCACIÓN

 

AÑO

NOTAS

INDICADOR

 

1995

2000

2025

POBLACIÓN ANALFABETA

(10 años o más) miles hab.

*Dato 1990

 

*290.3

251.7

155.5

 

 

POBLACIÓN ANALFABETA COMO %

DE LA POB. CON 10 AÑOS O MAS MILES

 

7.50%

5.20%

2.10%

 

 

AÑOS DE ESCOLARIDAD MEDIA EN

JALISCO (* Dato 1994)

ESC. A

*6.83

7.45

9.39

 

ESC. B

*6.83

7.49

9.85

 

MATRICULA EUCATIVA JALISCO

(miles de personas) ESC. Y

(* Dato de 1997)

ESC. 1

*1806.1

1813

2346

 

ESC. 2

*1806.1

1813

2785

 

ESC. 3

*1806.1

1813

3565

 

MATRICULA EUCATIVA JALISCO

(miles de personas) ESC. Z

(* Dato de 1997)

ESC. 1

*1806.1

1861

2380

 

ESC. 2

*1806.1

1861

2907

 

ESC. 3

*1806.1

1861

4020

 

MATRICULA POR NIVELES EDUCATIVOS

EN JALISCO EN %

BASICA

85.5

81.75

71.1

 

MEDIA-SUP

8.4

11.9

22.1

 

SUPERIOR

6.5

6.3

6.8

 

NUMERO DE BIBLIOTECAS EN JALISCO

(* Dato de 1993)

ESC. 1

*343

462

810

 

ESC. 2

*343

474

942

 

ESC. 3

*343

444

667

 

NUMERO DE USUARIOS DE BIBLIOTECAS

EN JALISCO (miles de usuarios)

(* Dato de 1993)

ESC. 1

*5306

5529

5541

 

ESC. 2

*5306

9123

11915

 

ESC. 3

*5306

7874

8983

 

OBRAS CONSULTADAS EN BIBLIOTECAS

DE JALISCO (miles de obras)

(* Dato de 1993)

ESC. 1

*7072

7643

7740

 

ESC. 2

*7072

13125

19768

 

ESC. 3

*7072

11605

14931

 

 

 

ENTORNO SOCIAL

 

AÑO

NOTAS

INDICADOR

 

1995

2000

2025

POBLACION DERECHOHABIENTE DE

JALISCO (* Dato 1994)

ESC. 1

*3290.1

4558

5261

 

ESC. 2

*3290.1

5065

6978

 

ASEGURADOS PERMANENTES EN

JALISCO (IMSS) (miles de personas)

(* Dato 1997)

ESC. 1

*890

1061

1674

 

ESC. 2

*890

1008

2131

 

ESC. 3

*890

1151

2835

 

 

 

TRANSPORTE

 

AÑO

NOTAS

INDICADOR

 

1995

2000

2025

LONGITUD DE VIAS FERREAS

EN JALISCO (KM) (* dato 1994)

 

*1115

1115

1240

 

 

LONGITUD TOTAL DE CARRETERAS

EN JALISCO (KM) (* dato 1994)

 

*24314

26309

77555

 

 

DENSIDAD DE CARRETERAS EN

KM/MILES DE KM2 (* dato 1994)

 

*303

328

971

 

 

VEHICULOS DE MOTOR REGISTRADOS

EN JALISCO (miles de unidades) (* dato 1994)

ESC. 1

*779

1453

3443

 

ESC. 2

*779

1362

4672

 

NUMERO DE HABS. POR VEHICULO DE

MOTOR REGISTRADO EN JAL. (hab/vehiculo)

(* dato 1994)

 

*7.5

6

2.5

 

 

 

CONSUMO DE GASOLINA EN JALISCO

(miles de lts.) (* dato 1988)

ESC. 1

*1383.2

1791.8

1984

 

ESC. 2

*1383.2

2603

3396

 

ESC. 3

*1383.2

2098.5

2462.8

 

CONSUMO DE GASOLINA POR VEHICULO

REGISTRADO (* dato 1988)

 

*2413.8

1233

419

 

 

 

ENTORNO POLITICO

 

AÑO

NOTAS

INDICADOR

1994

2000

2024

ELECCIONES PRESIDENCIALES EN

JALISCO PRI/oposición en %

 

43.97/56.03

35.45/64.55

10.9/89.1

 

 

VOTACIONES EN ELECCIONES PARA

DIPUTADOS FEDERALES POR PARTIDO

EN JALISCO EN %

(* dato 1997)

PRI

*35.91

40.15

14.2

 

PAN

*45.25

43.8

52.95

 

IZQ.

*11.85

9.1

26.9

 

OTROS

*6.99

5.75

1.65

 

"2000"

-

1.2

4.3

 

VOTACIONES EN ELECCIONES PARA

SENADORES POR PARTIDO EN

JALISCO EN %

(* dato 1997)

PRI

*35.42

31

6.3

 

PAN

*44.87

49.9

52.1

 

IZQ.

*12.54

14.2

37.8

 

OTROS

*7.18

3.9

0.4

 

"2000"

-

1

3.55

 

VOTACIONES PARA GOBERNADOR

EN JALISCO POR PARTIDO EN %

PRI

37.96

31

8.3

 

PAN

53.95

62.6

79.9

 

IZQ.

4.71

3.25

0.65

 

OTROS

3.38

2.2

0.25

 

"2000"

-

1

10.9

 

 

 

V.-  PROPUESTA

 

1.- Estrategia

 

Se presenta a continuación el mapa que contiene la propuesta de modelo de ordenamiento ecológico para el territorio del Estado de Jalisco, en el cual se contemplan las Unidades de Gestión Ambiental (UGA’s) generadas.

 

2.- Modelo de Ordenamiento Ecológico

 

 

 

3.- Unidades de Gestión Ambiental

Región 01

Región 02

Región 03

Región 04

Región 05

Región 06

Región 07

 

Región 8

 

Las Unidades de Gestion Ambiental situadas en los municipios pertenecientes a la Región 8 del Acuerdo del Ejecutivo mediante el cual se establece la nueva regionalización administrativa del Estado de Jalisco para impulsar el desarrollo de la Entidad; publicado en el Peridico Oficial “El Estado de Jalisco”, el 15 quince de Octubre de 1998 mil novecientos noventa y ocho; se encuentran previstas en el diverso Acuerdo del Gobernador del Estado mediante el cual se aprueba el Programa de Ordenamiento Ecológico de la Región denominada “Costa Alegre” del Estado Jalisco; publicado en el referido organo de difusión local, el 27 veintisiete de Febrero de 1999 mil novecientos noventa y nueve.

 

 

Región 9

 

Las Unidades de Gestion Ambiental situadas en los municipios pertenecientes a la Región 9 del Acuerdo del Ejecutivo mediante el cual se establece la nueva regionalización administrativa del Estado de Jalisco para impulsar el desarrollo de la Entidad; publicado en el Peridico Oficial “El Estado de Jalisco”, el 15 quince de Octubre de 1998 mil novecientos noventa y ocho; se encuentran previstas en el diverso Acuerdo del Gobernador del Estado mediante el cual se aprueba el Programa de Ordenamiento Ecológico de la Región denominada “Costa Alegre” del Estado Jalisco; publicado en el referido organo de difusión local, el 27 veintisiete de Febrero de 1999 mil novecientos noventa y nueve.

 

Región 10

Región 11

Región 12

 

4.-  Criterios del Ordenamiento Ecológico

 

Para cada uso de suelo propuesto como son Acuacultura (Ac), Agricultura (Ag), Area Natural (An), Asentamientos humanos (Ah), Flora y Fauna (Ff), Forestal (Fo), Industria (In), Infraestructura (If), Mineria (Mi), Pecuario(P), Pesca (Pe) y Turismo (Tu), se describen los criterios de regulación ecológica, asi como la políticas territoriales de Conservación, Protección, Aprovechamiento, Restauración, Promoción, Restricción y Regulación, para cada criterio.

 

La interpretación y aplicación de las nomenclaturas que establecen, los criterios ambientales para los usos de suelo de cada unidad de gestión ambiental (UGA) contenidas en el presente ordenamiento, se realizará con apego a las definiciones y especificaciones de los criterios y políticas que las conforman de manera abreviada. En el caso de que, algunos usos de suelo y criterios no se encuentren incluidos en la descripción de las unidades de gestión ambiental expresamente prohibidos, permitidos o condicionados, se entenderá que los criterios ambientales y los usos de suelo aplicables para la realización de obras o acciones específicas, deben ser establecidas por la autoridad competente a través del instrumento de la política ambiental consistente en la evaluación de los estudios de impacto ambiental.

 

Las Políticas Territoriales establecidas en este Ordenamiento Ecológico de Protección, de Aprovechamiento, de Conservación, de Restauración, de Promoción, de Restricción y de Regulación, contempladas en todas y cada una de las Unidades de Gestión Ambiental se refieren a los  lineamientos ecológicos que deberán de tomarse en cuenta para desarrollar las diversas actividades productivas y de servicio. Las políticas Territoriales tienen como objetivo, inducir  conductas de aprovechamiento sustentable sin impedir o disminuir los procesos de aprovechamiento y uso de los recursos, siempre y cuando no sean acciones prohibidas expresamente por el presente acuerdo.

 

En caso de que se susciten dudas o controversias sobre la interpretación o aplicación del presente ordenamiento, o sobre los casos no previstos en él, la Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable resolverá lo que proceda.

 

 

Acuacultura

Ac

ACUACULTURA

CRITERIOS

POLÍTICAS

Conservación

Protección

Aprovechamiento

Restauración

Promoción

Restricción

Regulación

1

Desarrollar la acuacultura en sitios donde se cumpla con las especificaciones de las NOM-001-ECOL-1996 y NOM-003-ECOL-1996 sobre calidad del agua.

 

 

 

 

 

 

 

2

Se promoverá e impulsará la acuacultura extensiva de especies nativas dentro de la capacidad de carga del embalse

 

 

 

 

 

 

 

3

Las instalaciones acuícolas no deberán competir con las áreas de anidación y reproducción de fauna silvestre.

 

 

 

 

 

 

 

4

Las instalaciones acuícolas no deberán competir con el hábitat de especies  florísticas bajo algún estatus de protección o endémicas del sitio.

 

 

 

 

 

 

 

5

Se deberán mitigar los impactos ambientales de la construcción de infraestructura de aprovechamiento acuícola.

 

 

 

 

 

 

 

6

Tratar las aguas residuales que descarguen en los tributarios que abastecen de recurso hídrico a la acuacultura.

 

 

 

 

 

 

 

7

Sólo se permite la introducción de especies exóticas en unidades de producción intensivas e hiperintensivas incluyendo la evaluación previa de sus efectos sobre la diversidad genética y la integridad del ecosistema.

 

 

 

 

 

 

 

 

8

La introducción de especies de fauna acuática requerirá la acreditación del completo estado de salud del organismo.

 

 

 

 

 

 

 

9

Promover el mejoramiento genético de las especies de mayor consumo.

 

 

 

 

 

 

 

10

En el desarrollo de la acuacultura vigilar la calidad del agua y la nutrición de los organismos para reducir la utilización de productos terapéuticos, hhormonas, medicamentos, antibióticos y otras sustancias químicas para evitar riesgos a la salud de los consumidores.

 

 

 

 

 

 

 

11

Promover la reutilización de residuos que se generen como parte de la acuacultura a fin de reducir los impactos al ambiente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Agricultura

Ag

AGRICULTURA

CRITERIOS

POLÍTICAS

Conservación

Protección

Aprovechamiento

Restauración

Promoción

Restricción

Regulación

1

En la promoción económica se considerará  a las áreas agrícolas intensivas como espacios y recursos estratégicos que sean compatibles con los desarrollos urbanos y no sustituirlas por estos.

 

 

 

 

 

 

 

2

Impulsar el desarrollo de sitios destinados a  la conservación de valores culturales rurales (turismo rural) que sirvan como espacios para la conservación de variedades criollas de cultivos, sin la presión y competencia a la que son sometidas las áreas de agricultura  intensiva, que impulse la promoción y conservación del material genético.

 

 

 

 

 

 

 

3

Limitar la siembra de semilla de cultivos transgénicos a las áreas con baja vulnerabilidad y baja diversidad natural observándose lo dispuesto en el artículo 5º. De la Ley sobre Producción, Certificación y Comercio de Semillas.

 

 

 

 

 

 

 

4

Promover y apoyar la siembra y producción de cultivos asociados en áreas de agricultura de subsistencia.

 

 

 

 

 

 

 

5

Promover una diversificación de cultivos acorde a las condiciones  ecológicas del sitio.

 

 

 

 

 

 

 

6

Promover y/o estimular que la rotación de cultivos incluya leguminosas y la trituración e incorporación al suelo de los esquilmos al término de la cosecha.

 

 

 

 

 

 

 

7

Promover alternativas de cultivos semiperenes o perenes en suelos con pendientes mayores al 15%  y evitar la siembra de cultivos anuales.

 

 

 

 

 

 

 

8

Promover la fertilización de cultivos con fuentes orgánicas y manteniendo al suelo dentro del ciclo de carbono.

 

 

 

 

 

 

 

9

Impulsar y favorecer el cultivo de maíz en aquellas áreas cuyas condiciones agroecológicas sean óptimas para esta especie.

 

 

 

 

 

 

 

10

Promover el uso de curvas de nivel en terrenos agrícolas mayores al 5%.

 

 

 

 

 

 

 

11

Incorporar abonos orgánicos en áreas sometidas en forma recurrente a monocultivo.

 

 

 

 

 

 

 

12

Incorporar coberturas orgánicas sobre el suelo para evitar la erosión.

 

 

 

 

 

 

 

13

Apoyar financieramente la renovación de aquella maquinaria agrícola con más de 10 años de uso.

 

 

 

 

 

 

 

14

Cualquier persona que requiera hacer uso del fuego tendrá invariablemente que notificar al Ayuntamiento para que se cumpla con las disposiciones pertinentes, que contiene la nom-015-semarnap/sagar-1997 que regula el uso del fuego en terrenos forestales y agropecuarios, y que establece las especificaciones, criterios y procedimientos para ordenar la participación social y de gobierno en la detección y el combate de los incendios forestales.

 

 

 

 

 

 

 

15

En las cuencas atmosféricas donde se establecen poblaciones con problemas de contaminación del aire evitar el uso del fuego en la preparación de áreas de cultivo.

 

 

 

 

 

 

 

16

Las prácticas agrícolas tales como barbecho, surcado y terraceo deben realizarse en sentido perpendicular a la pendiente.

 

 

 

 

 

 

 

17

Para la cosecha de la caña impulsar el uso de tecnologías que no requieran el uso del fuego.

 

 

 

 

 

 

 

18

En áreas agrícolas cercanas a centros de población y/o habitats de fauna  silvestre hacer aplicación de pesticidas muy localizada y de forma precisa, evitando la dispersión del producto.

 

 

 

 

 

 

 

19

Promover y estimular el uso de controladores biológicos de plagas y enfermedades.

 

 

 

 

 

 

 

20

En aquellas áreas de alta y muy alta vulnerabilidad  natural reglamentar la utilización de pesticidas.

 

 

 

 

 

 

 

21

Llevar a cabo un estricto control sobre las aplicaciones de productos  agroquímicos (fertilizantes, herbicidas, pesticidas) en tierras productivas.

 

 

 

 

 

 

 

22

Los productores que tengan esquemas que aseguren la conservación y el adecuado aprovechamiento de los recursos hídricos deben ser privilegiados por las acciones e inversiones públicas.

 

 

 

 

 

 

 

23

Las aguas residuales urbanas que sean utilizadas para riego agrícola serán sometidas previamente a tratamiento para evitar riesgo de salinización y contaminación.

 

 

 

 

 

 

 

24

La ampliación y apertura de zonas de riego se hará en función de los excedentes disponibles a partir del balance hídrico de la cuenca.

 

 

 

 

 

 

 

25

Poner en marcha un programa de vigilancia epidemiológica para trabajadores agrícolas permanentes.

 

 

 

 

 

 

 

26

En terrenos agrícolas colindantes a las áreas urbanas favorecer la creación de sistemas productivos amigables para una comercialización directa y con apertura al público.

 

 

 

 

 

 

 

27

Promover pequeñas agroindustrias para impulsar el comercio de productos alimenticios locales.

 

 

 

 

 

 

 

28

Impulsar educación no formal sobre conservación y restauración de recursos naturales para productores.

 

 

 

 

 

 

 

29

Las áreas de cultivo ubicadas en valles extensos y/o colindantes a las áreas urbanas contarán con una cerca perimetral de árboles y arbustos por parcela.

 

 

 

 

 

 

 

30

Mantener una franja mínima de 20 metros de ancho de vegetación nativa sobre el perímetro de los predios agrosilvopastoriles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Área Natural

An

ÁREA NATURAL

CRITERIOS

POLITICAS

Conservación

Protección

Aprovechamiento

Restauración

Promoción

Restricción

Regulación

1

Promover y apoyar la elaboración y operación del programa de manejo para el logro de los objetivos de conservación del  patrimonio natural.

 

 

 

 

 

 

 

2

Promover e impulsar la valoración y preservación del patrimonio geológico de Jalisco

 

 

 

 

 

 

 

3

Promover e impulsar la preservación y aprovechamiento de la biodiversidad.

 

 

 

 

 

 

 

4

Promover e impulsar la protección de sitios que se identifiquen como patrimonio cultural.

 

 

 

 

 

 

 

5

Promover e impulsar el reconocimiento y preservación de paisajes representativos

 

 

 

 

 

 

 

6

Promover la participación de las comunidades locales en la planificación, protección y conservación de los recursos

 

 

 

 

 

 

 

7

Las aguas superficiales utilizadas en la actividad antropogénica  deberán de mantener saneadas a fin de sostener los niveles de calidad de los hábitat silvestres.

 

 

 

 

 

 

 

8

Establecer la infraestructura mínima para operar lo señalado en el programa de manejo.

 

 

 

 

 

 

 

9

Implementar los proyectos de aprovechamiento, restauración y manejo en áreas naturales protegidas cumpliendo con la mitigación considerada en los estudios de impacto ambiental.

 

 

 

 

 

 

 

10

Mantener las especies exóticas de animales y vegetales, fuera de las áreas protegidas.